Foto: Gabriel Rio de la Loza.

“Quien vence a otros, es fuerte; quien se vence a sí mismo, es poderoso” (Tzun Su, El Arte de la Guerra). La transformación que hemos sufrido la familia Río de la Loza Nieto en este confinamiento, ha puesto a prueba el límite de nuestras capacidades como núcleo familiar, la tolerancia, el trabajo en equipo, la cooperación, la negociación, el aprendizaje personal ha sido la constante todos los día. Esta situación, nos ha permitido ver a Julieta, una niña de un año tres meses, ver sus primeros pasos, contagiarnos con sus risas y chistoretes, expresar sus emociones con un beso, con un abrazo, así como a Jimena, de siete años que tuvo que esforzarse en un proceso de aprendizaje a distancia y que al final se vio recompensado con excelentes calificaciones y diplomas de excelencia. En el camino andamos después de 10 años de matrimonio.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *