Mano a Mano, Omar Gasca & Manuel Velázquez

 

XALAPA. MV: ¿Hay mercado para el arte en Xalapa?

OG: No, no hay mercado para el arte en Xalapa. Para que exista, hay que modificar paradigmas y generar políticas culturales que incentiven la inversión privada, la producción, el consumo y el coleccionismo. Hay que construir audiencias y consumidores. Hay que aumentar la visión. El camino para encontrar y desarrollar un mercado del arte local es largo y difícil pero no imposible. Hay que ampliar la perspectiva para propiciar un cambio en las maneras de producción, distribución y consumo. Sabido es que “si seguimos haciendo lo mismo no podemos esperar resultados diferentes”. Para que las cosas cambien, hay que hacerlas de otra manera. Hay que entender que el arte es también una zona de mercado, una arena donde se desenvuelve el artista en función de su ideología, sus intereses y sus valores.

MV: Pero ¿por qué hay que vender?

OG: Hay que vender porque se tiene que recuperar lo invertido y dejar que la obra gane su propio terreno, que circule. El mercado del arte no es un espacio donde sólo se hable de dinero, también es un espacio democrático, en el que se pone a prueba el bien cultural, su pertinencia y actualidad.

MV: “El mercado es otro espacio para el arte, como el museo, la galería, la escuela, la calle o la sala de la casa; otro espacio donde el arte circula”, dice Gabriel Orozco. Por supuesto, es mucho más difícil de lo que parece. Desgraciadamente, en las escuelas de artes, no te suelen enseñar cómo gestionar, administrar y proyectar tu propia carrera. No se enseña a analizarse dentro del contexto del mercado del arte. Se enseñan técnicas artísticas. Se enseña a pintar, a dibujar, a esculpir, a fotografiar, a diseñar… pero falta formación en marketing, en gestión de proyectos y eso, ahora mismo, es imprescindible. Un artista que quiere contactar con una galería o que quiere presentar su obra ante un marchante o un coleccionista, o que quiere participar en una feria de arte tiene que saber venderse y tiene que saber vender el producto cultural, que es algo muy sensible y delicado. El artista no es un productor cualquiera. Es un creador único e irremplazable y tiene que reconocerse a sí mismo como tal y proyectarlo.

OG: Muchas personas en Xalapa todavía hablan del mercado del arte como si fuera algo malo: tener éxito comercial es “prostituirse”. En lugar de reconocer las virtudes de aquéllos que logran el éxito, prefieren descalificarlos. Es como creer que el artista no necesita comer o debe morir de hambre. Que la mayoría de los eventos culturales locales sean gratuitos ha generado la idea de que la cultura no vale o que se deba pagar lo mínimo por cualquier bien o servicio. Hay que aceptar que lo que no cuesta no necesariamente se aprecia. Es importante que se entienda bien que la cultura vale. Acceder a ella es un derecho, pero mantenerla cuesta, y si no se cobra por ella es algo que nos perjudica a todos.

Entonces ¿hay mercado para el arte en Xalapa? La respuesta es que hay un escenario posible si las cosas cambian y se reformulan. Actualmente hay iniciativas importantes de profesionalización como la charla/taller “El mercado del arte aquí y allá” que Omar Gasca y quien suscribe estas líneas llevaremos a cabo el sábado 4 de diciembre de 18 a 21 horas, se propone abordar estos temas, con ejemplos de casos y la exposición de algunas herramientas e instrumentos útiles para la solución de problemas vinculados con la obra, el centro y la periferia. Informes e inscripciones en galeriaalergia@gmail.com o mensaje (inbox) donde aparezca la promoción respectiva.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *