Nueva sección especial

Noticia al lector
Paso libre ha convocado a una diversidad de colegas, todos entrañables así como de importantes trayectorias, que radican en distintos estados de la república, para que nos pongan al tanto sobre la situación del desarrollo cultural en sus entidades. En unos casos, en virtud de que se avecina el cambio de gobierno; en otros, por el avance de las administraciones gubernamentales. Se trata de un conjunto que ilustra algunas de las encrucijadas de los sectores culturales. Sirva este serial para generar una reflexión sobre los derroteros nacionales e invitamos a todos los interesados en dar a conocer sus opiniones sobre lo que se vive en sus localidades, a que las hagan llegar a este Paso libre.
Los relevos, las herencias. Infraestructura cultural en deterioro, entre los daños que dejará Claudia Pavlovich a Alfonso Durazo. (Imagen tomada de morenasonora.org).
Por Tonatiuh Castro Silva

 

HERMOSILLO. La forma que adquiere en el imaginario social la noción de “cultura” no constituye un asunto sólo académico o semántico –parafraseando la sentencia de Bonfil Batalla respecto a la definición de “indio”, trasladando a este plano el silogismo–; tal conceptualización constituye la base de un particular proceso de estructuración social que establece las distinciones socioeconómicas, políticas y, propiamente, culturales. Incluso, tal imaginario posee una condición de clase y una dimensión demográfico-cultural acotada.

Ante el desvarío conceptual propio del neoliberalismo, se diluye la necesaria distinción entre lo individual y lo comunitario, entre la monocromía y la pluralidad. Resulta por ello importante visualizar el escenario en el que convergen la llamada cultura oficial y los proyectos “independientes”.

La “alta cultura” no guarda en América, o en el desierto de Sonora, los mismos cánones que le han definido en Europa. En la región, clases dominantes comulgan con grupos y agentes amparados en la consigna de una cierta cultura –de presunta condición serrana y campirana– a la que se le concede una mayor estatura respecto a las que se designan inferiores. A partir de ello, se conciben las políticas culturales como la implementación de un concepto común a sus variados intereses, ejerciendo el recurso político-simbólico del poder identitario.

Cierta Responsabildad Social que no cambia

Tiene 16 años: Alieda Ruiz Sosa, originaria de Oaxaca, ha sido ampliamente reconocida por su activismo a favor de la mujer. Un ejemplo a seguir para las empresas socialmente responsables. (Imagen tomada de nvinoticias.com).
Por Eduardo Cruz Vázquez

 

La empresa Tops México distribuyó hace semanas, un rankin de las 200 mejores empresas socialmente responsables (RS) del 2021. Al iniciar el catálogo viene un anuncio de Grupo México Fundación, que destaca El tren de la salud, cuyos recorridos arrancaron hace siete años. En Cinemex, que es del señor Germán Larrea, dueño del grupo, antes de la película pasan el promocional.

Luego aparecen algunas de las empresas elegidas. Por ejemplo, Grupo Pachuca, con el futbol y los negocios; grupomar, que produce 2 millones de latas de atún Tuny al día. Ellos destacan sus compromisos con cinco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Luego la Fundación BBVA, que viene desde Bancomer, es decir 18 años, que dice haber otorgado más de 353 mil becas, con una derrama de 6 mil 700 millones de pesos.

 

 

Noticia al lector

Con motivo del regreso a la normalidad social y sanitaria, una vez que los mayores daños de la Covid-19 parecen haber quedado atrás, Eduardo Cruz Vázquez ha levantado este memorial.

Se trata de la reunión de diversos análisis suyos publicados entre marzo de 2020 y mayo de 2021.

En esta selección los lectores podrán encontrar el termómetro a la vez que la brújula de 15 meses que arrojaron al sector cultural en el precipicio del desarrollo del país, en el fondo desde donde las luces de escapatoria que se advierten son escasas.

El conjunto también se puede leer como una crónica de esa porción del acontecer cultural mexicano, como relato de un periodo aciago cuyos antecedentes se ubican en los gobiernos anteriores al régimen que nos gobierna, pero que justamente los primeros meses de su empoderamiento han servido como fósforo en el reguero de pólvora que encontró.

Click para desplegar la pestaña

Comparte en: