Cultura sin fines de lucro, en el sótano

Pulsos entre lo no lucrativo público y privado. (Fuente, INEGI).

 

Por Eduardo Cruz Vázquez

 

Diciembre de 2020 trajo la actualización a 2019 de la Cuenta Satélite de Instituciones sin Fines de Lucro (CSISFL), que elabora el INEGI.

Y una vez más, las instituciones dedicadas a la cultura quedaron en el sótano. Su participación porcentual en el PIB ampliado fue de 3.3 por ciento, muy lejos del componente de enseñanza e investigación que da 45.9 por ciento.

En relación a la economía nacional, las ISFL participaron con el 2.9 por ciento del PIB, lo que significa un monto de 670 mil 488 millones de pesos (mdp). En 2018, dicho sector se ubicó en 3.0 por ciento.

Como comparativo, la Cuenta Satélite de la Cultura en su actualización a 2019, dio un 3.1 de aportación del sector cultural al PIB nacional.

Es decir, van mano a mano. Sin embargo, en las ISFL la mayor intervención por sector de la producción se da en el ramo de los servicios educativos con 41.9 por ciento, seguido de otros servicios a cargo de organizaciones civiles, de servicios de salud y asistencia social, que en su conjunto llegan casi al 80.0 por ciento.