diciembre 3, 2022

Al tiro 23 de noviembre de 2019

Se dio a conocer la actualización de la Cuenta Satélite de Cultura al 2018. Al significarse con esta entrega los primeros once años del registro del comportamiento del sector cultural, el INEGI ofrece datos nuevos y por ello reveladores. Uno de ellos es, justamente, el recorrido del PIB cultural de 2008 a 2018 que establece un promedio de 3.5 por ciento de aportación a la economía nacional. En once años, a través de los cuales surcaron los sexenios de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, las actividades de mercado fueron las más altas en todo momento. En 2018 se situó en 2.4 por ciento del PIB. El restante se divide en 0.6 por ciento, en la categoría de producción cultural en los hogares y de 0.2 por ciento en la de gestión pública en cultura. Este último porcentaje, que considera el gasto público en los tres niveles de gobierno y en las instituciones de educación pública superior de manera preponderante en la muestra, es en donde se ubica la evidencia del estancamiento de la inversión del gobierno. En once años no varió su porcentaje situado, incólume, en 0.2 por ciento del PIB cultural. El desafío no puede ser mayor en los tiempos de la 4T.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.