Al tiro 6 de octubre de 2019

El sábado por la noche, el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes estuvo a reventar. Acudimos a un espectáculo poco frecuente en los territorios del jazz: el estreno de la Orquesta Moderna, del multifacético Rosino Serrano, miembro del Sistema Nacional de Creadores. La orquesta da nombre al disco, en el que se combinan las composiciones del nacido en España con las de sus grandes amigos ya fallecidos, Enrique Nery y Eugenio Toussaint. Es de celebrarse la calidad musical, el enorme elenco que interviene en las 11 piezas y el respaldo del equipo de producción, con alrededor de 80 profesionales. También es digno de reconocimiento la suma de fondos públicos y privados, entre ellos, donaciones. Esperamos que las ventas sean abundantes para ver programados más conciertos así, además de contar con un segundo disco de la Orquesta Moderna.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.