octubre 4, 2022

Bitácora de un cautiverio: Crisantemos

Alexandra Domarchi

Una tarde nublada, mis nietos, Leo y Tiziana, de diez y ocho años de edad, estaban jugando en la biblioteca cuando encontraron un baúl polvoriento.

-¡Abuela! ¿Qué hay dentro de este baúl?

-¿Es de piratas?

Les abrí el cofre y me fui al jardín. Dejé que mis nietos descubrieran los recuerdos de mis vidas anteriores. Después de un rato, mientras estaba regando los crisantemos, Leo y Tiziana me llamaron por la ventana.

-Te tenemos una sorpresa.

-¡Ven!

Al entrar en la biblioteca, vi que el piso estaba cubierto por unas hojas de papel de dibujo.

-¿Abuela, quién hizo esto?

-Fíjense que hace veinte años, en 2020, antes de que ustedes nacieran, dibujé estos crisantemos con carboncillo. Vivimos una cuarentena que duró más de cien días y yo me la pasé dibujando flores.

Foto:Alexandra Domarchi

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.