diciembre 3, 2022

Bitácora de un cautiverio: Juego de papeles

20 de marzo de 2020
Cuando desaparecemos nosotros, ellos reaparecen y retoman sus espacios arrebatados. Los humanos hemos construido una relación tan poco armónica con los seres que habitan el planeta que ahora, cuando nos confinamos en las casas por estricta emergencia mundial por el Covid-19, en Italia los peces vuelven a nadar las aguas cristalinas en Venecia; los pájaros trinan más que de costumbre en el parque España en la Ciudad de México y una pareja de pingüinos recorre los pasillos del Shedd Aquiarium en Chicago, sin tener el peligro humano a la vista. Esta armonía que es para ellos y no para nuestros miedos de virus y pandemia se torna en la reflexión ineludible para nuestro presente con vistas al futuro. (Angélica Abelleyra).
Foto: Angélica Abelleyra

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.