Cartonería, tradición que se niega a morir

 

Felipe Eleazar Susano Barón, de 60 años, es un maestro artesano que se dedica a crear figuras y personajes fantásticos de cartón… ¡De Iztapalapa para el mundo!

Con el respaldo de cuatro generaciones anteriores dedicadas a este oficio, don Felipe tiene su casa-taller en Magdalena Atlazolpa, un popular barrio de Iztapalapa, donde produce obras que no solo vende en ferias o festivales artesanales, como el que se llevó a cabo este fin de semana en la calle de Rosas Moreno, sino que también las promueve en importantes recintos culturales como el Centro Nacional de las Artes, el Museo del Carmen y el Museo de Culturas Populares.

Explica que para elaborar sus piezas, entre las que hay judas, cráneos, catrinas, diablos y mariachis, usa la técnica tradicional de moldes de madera, yeso o barro, para luego agregar papel, y cuando se secan, las talla y pinta; aunque a veces hace figuras sin molde, o sea, las forma a mano.

Mostrándome con orgullo su collar hecho de teocintle, el abuelo del maíz, como su amuleto de la buena suerte, el señor Susano Barón asegura que la cartonería es una tradición que seguirá vigente porque es “arte popular que expresa la identidad de los mexicanos”.

 

18 de abril de 2021, colonia San Rafael, Ciudad de México.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *