Fotografía: Juan Raúl Barreiro Isabel

Erotismo, una potente arma del feminismo

Fotografía: Juan Raúl Barreiro Isabel

Disidente del feminismo totalizante, hegemónico, que se identifica sólo con las mujeres blancas, Valeria Angola es una activista mexico-colombiana, de 29 años, que dedica sus mayores esfuerzos a reivindicar la lucha y resistencia de las mujeres negras frente al racismo, el colonialismo, el patriarcado y el capitalismo.

Con estudios de Etnología en la ENAH, ha estudiado la historia del reggaetón -y como lo hizo Angela Davis con el blues- encontró que las mujeres negras han participado desde un principio en este género, sin que se les reconozca su importancia todavía.

“Las mujeres han vivido infelices por esta represión del sistema contra el gozo y el placer de su cuerpo”, dice y, en consecuencia, organiza talleres como Abra Kadabra Abre Cadera, que próximamente va hacer junto con Jessica Ooz, donde además de compartir conocimientos sobre el movimiento erótico de la pelvis y la cadera, hablarán sobre las brujas negras, expertas en los artes y saberes del “bien querer”.

Solidaria con el trabajo sexual autónomo, independiente, no con aquel sometido a la explotación o trata de personas, ella insiste que este apoyo no está en contradicción con su postura feminista porque, citando a Audre Lorde, “las mujeres tenemos derecho al placer, a sentir, a ser felices”.

Además de escribir para la revista Malvestida, participar en el colectivo antirracista Afrontera y ser la representante en México del blog español de mujeres negras Afroféminas, Valeria realiza junto con Mar Bella Figueroa y Scarlet Estrada, el podcast Afrochingonas, cuyo capítulo Putología ha tenido mucho éxito.

 

10 de octubre, colonia Valle Verde, Alcaldía Tlalpan, Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *