INEGI: señales sobre el sector cultural

 

 

Sabemos que a cifras por actividad sectorial del año 2020, los que involucran al sector cultural cayeron drásticamente en su aportación al PIB. Tras la lectura en bloque, hasta el 20 de noviembre con la actualización de la Cuenta Satélite de la Cultura (CSC), tendremos el detalle de las consecuencias del año pandémico en la economía cultural.

Esta tendencia, a la que desde el año pasado defino como una suerte de recesión sectorial, se observó en el primer trimestre del 2021. Si bien habrá estimación oportuna del PIB del segundo trimestre el viernes 30 de julio, será hasta el 25 agosto cuando veamos la precisión por sectores.

En un escenario que el INEGI cada día mejora en su variedad y alcances, en estos días finales del séptimo mes entregó las dos gráficas que vemos. Subrayamos que la lectura es en el conjunto por sector aludido.

De esta manera, a partir del Índice Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), en la que refiere a las Variaciones estimadas de la actividad económica sectorial que compara junio del 2020 con junio de 2021, pueden observar que se cita con su número del clasificador, de menor a mayor cambio porcentual, Radio y televisión, Industria fílmica y del video e industria del sonido, Artistas, escritores y técnicos independientes, Promotores de espectáculos, deportistas y equipos deportivos y Parques recreativos, casinos loterías y otros servicios recreativos.

Es relevante que podamos intentar apreciar qué actividades de la cultura registraron un movimiento positivo aunque se advierta modesto. Es decir, hubo flujos de reactivación. Esto también significa que otras actividades no alcanzaron esta mejora, por ejemplo, producción artesanal, servicios artísticos o las relativas a museos y sitios históricos. Esta gráfica ofrece detalles de lo que luego nos enteraremos cuando cierren los datos del segundo trimestre de 2021.

En la otra gráfica se lee Veinte actividades con mayores incrementos estimados del empleo formal. Al ser otro el criterio metodológico de lo que INEGI llama estadísticas experimentales, aquí lo que se mira son dos subsectores, el único (en bloque) llamado 541 Servicios profesionales, científicos y técnicos y el otro corresponde a uno de los tres subsectores constitutivos del 71, el identificado con 713 Parques recreativos, casinos loterías y otros servicios recreativos (Servicios de entretenimiento en instalaciones recreativas visto en el SCIAN).

Entonces hay maneras de concluir (o experimentar con los significados) a partir de estas gráficas. Lo primero es que, independientemente de la CSC y sus numerosas matrices, podemos asomarnos con regularidad a ciertas señales del comportamiento del sector cultural en el conjunto nacional.

Un segundo tanteo, bajo la premisa de que ambas fuentes no están subordinadas, es que al menos en la actividad de servicios de entretenimiento se relaciona el cambio porcentual con la generación de empleo formal aunque, como los expertos bien indican, en realidad se trata de una reposición de ocupación de puestos de trabajo.

Y una tercera especulación experimental es que en el segundo trimestre del 2021 el crecimiento (la recuperación) de la economía será más franca, y con ella, la del sector cultural, aunque parece que se incrementará la disparidad de mejora como de hecho lo marcan los grandes campos de la Cuenta Satélite de la Cultura.

Ya no falta mucho para el 20 de noviembre, anuncio que, por cierto, será acompañado por la Segunda Jornada Nacional de la CSC que este Paso libre, el GRECU, la UANL, la UAM y el INEGI llevarán a cabo.

 

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *