La bailarina Rebeca Portillo Flores, desde Chile

SANTIAGO. Inspirada por la potente voz de Gloria Estefan y a lo largo de un camino que parece infinito, pero localizado en una reserva en Rancagua, Chile, la bailarina mexicana Rebeca Portillo Flores conecta tres lugares muy distantes a través de la danza que ofrece a los lectores de Paso libre.

Nos dice: “Permití que el contexto que me rodeaba, el sol, la tierra granulada, el sonido de lejanía con respecto a la ciudad, las uvas que apenas salían y el aroma a primavera, me inspirara. La letra, melodía y melancolía que la canción me provoca creo que traspasa fronteras”.

Este breve fragmento coreográfico fue creado y grabado el 1 de noviembre del 2020, en la reserva Tuniche, Chile.

 

 

Créditos:

Bailarina y creadora: Rebeca Portillo Flores.

Música: Gloria Estefan.

Cámara: Andrea Simian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *