diciembre 9, 2022

Presentación del Programa de Cultura Comunitaria el 25 de febrero de 2019. (Foto: Cortesía de la Secretaría de Cultura).

La cultura en las 500 empresas de Expansión

Una tradición para entender la economía mexicana. (Imagen proporcionada por el autor).

Hay rutinas que no dejan de ser interesantes en estos campos del análisis del sector cultural. Una de ellas es revisar anualmente la edición especial de la revista Expansión dedicada a “Las 500 empresas más importantes de México”.

Aparece a mediados de año (así mi retraso) y reporta lo ocurrido en el listado el año anterior, es decir, en el 2021.

Se trata de un ranking elaborado a partir, primero, de la disposición de los rankeados. Luego, de la valoración de ciertos indicadores financieros, como las ventas netas, la utilidad neta y los pasivos. Se incluye un dato siempre revelador, el de número de empleados.

Se agrupa por sectores de la producción como petróleo y gas, servicios financieros, seguros y finanzas y agroindustria. De dicha clasificación hay tres, como es costumbre, que son los más involucrados con el sector cultural, entretenimiento, medios de comunicación y telecomunicaciones.

Como en cada revisión que hacemos, también es cierto que de las 500 empresas un puñado tienen intereses -no negocios- en actividades culturales, principalmente a través de fundaciones, museos y otras labores de mecenazgo.

Tiene pertinencia confirmar, por un año más, que no hay novedades en el listado. El que algunas empresas ingresen por primera vez, que otras regresen tras años de ausencia y las más ajusten su posición en el ranking, señala la imposibilidad de diversificación de la economía.

Ciertos analistas dirán que es signo de consistencia del mercado, de estabilidad y de concentración de poder en el ámbito regional con relación a Latinoamérica.

Para fines del sector cultural, me quedo con la confirmación de lo estrecho del negocio para grandes jugadores. Ahí están, por ejemplo, Grupo Televisa (registró 46,786 empleos), Cinépolis (con ventas netas por 59 mil millones de pesos y 33 mil empleos) y Televisión Azteca (con pasivos por 26 mil millones de pesos).

También Cinemex (del Grupo México, con ventas netas por 12 mil millones y 10 mil empleos), CIE (con ventas netas por 4 mil 527 millones, con activos por 12 mil 497 millones, con pasivos por 6 mil millones y 675 empleos) y Grupo Imagen (con ventas netas por 6 mil 500 millones).

Citamos telecomunicaciones por las empresas como Megacable y Telesites, que en un eslabón de la cadena viajan contenidos cuya estructura gira en el ámbito de la cultura.

Finalmente, los grupos con intereses culturales como Carso (fundación, museos Soumaya, librerías Sanborns, etc.), Bimbo (Papalote, Sietecolores, etc.), Coopel (fundación, museo, coleccionismo, etc.), FEMSA (coleccionismo, bienal de artes visuales) y Salinas (fundación, centro cultural, etc.).

También Citibanamex (fundación, museos, coleccionismo, etc.), José Cuervo (fundación, museo, coleccionismo, turismo cultural, etc.), Jumex (fundación, museo, coleccionismo), Vidanta (turismo cultural, entretenimiento, Circo del Sol, etc.) y Hermes (Gran Palacio de la Cultura Maya, en Mérida).

Otros: Kaluz (Mexichem, coleccionismo, museo), Alfa (planetario, centro cultural) y Peñoles (museo, educación).

Con todo y pandemia, dicen los editores del ranking, “en 2021 las ventas de 266 de las 500 compañías más grandes del país crecieron a doble dígito, rompiendo el récord de 248 en 2018. Las ventas cayeron solo en 91 empresas, nivel inferior a las 260 que lo padecieron en 2020 y cerca de las 76 de 2018”.

Del listado 261 son empresas mexicanas, 98 estadounidenses y 16 de Canadá; 58.6% de las mismas tienen sus oficinas centrales en la Ciudad de México.

Dos conclusiones para reiterar. Que hace falta un ranking de empresas culturales y otro de medianas empresas (en general) donde hay mucha tela de donde cortar para profundizar en el conocimiento de la economía nacional y del sector cultural.

La empresa de Marinela Sertvije surgió como consecuencia de su labor en el Papalote Museo del Niño, recinto que por lustros ha apoyado Grupo Bimbo. (Imagen tomada de sietecolores.mx).

 

*Noticia a los lectores: dejo a su alcance algunos artículos que anteceden el de esta entrega, aparecidos en Paso libre del GRECU y en El Economista.

Empresas culturales: oasis y espejismos, El Economista, 9 de agosto del 2012.

https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Empresas-culturales-oasis-y-espejismos-20120809-0061.html

¿Ranking cultural?, El Economista, 6 de julio de 2017.

https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Ranking-cultural-20170706-0099.html

Mercado creativo de Estados Unidos abruma al de México, El Economista, 6 de agosto del 2017.

https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Mercado-creativo-de-Estados-Unidos-abruma-al-de-Mexico-20170806-0089.html

Mecenazgo e inversión cultural, 27 de julio de 2019.

https://pasolibre.grecu.mx/mecenazgo-e-inversion-cultural/

Sector cultural. Destrucción creativa, 11 de noviembre de 2020.

https://pasolibre.grecu.mx/sector-cultural-destruccion-creativa/

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.