Logípolis; Las mediciones de la injuria

Caricatura de Vladimir Ilych Lenin. J. Bosco, brazilcartoon.com

En memoria de don Arturo Lona Reyes,

siempre junto a los pobres.

Entre las distintas notas que me ha tocado leer en la semana, varias de ellas (de compañeros todas) se refieren a la enjundia y continuidad de una tarea que desde hace rato -de fines de 2018 para acá- aparece en los medios de difusión antiguos que se mantienen entre nosotros: el ataque sistemático en contra del paradigma AMLO en cualquiera de sus presentaciones. En ese conjunto de críticas hay de todo: desde quienes injurian y denostan, hasta quienes, sin levantar la voz, con datos “científicos” cuestionan los quehaceres gubernamentales del líder mencionado. Es sin duda interesante tratar de entender el por qué de la continuidad y pertinencia de esos ataques, que van de la histeria a la mesura, pero cuyo objetivo final es destruir al enemigo.

Al respecto, previo a la explicación de la campaña mencionada, vale la pena citar las siguientes palabras de Lenin que inician su libro Marxismo y revisionismo y que ellas solas explican el por qué de las campañas mencionadas: “Es bien conocido el aforismo que dice que si los axiomas geométricos afectasen los intereses de la gente, seguramente habría quien los refutase. Las teorías de las ciencias naturales, que han chocado con los viejos prejuicios de la teología, provocaron y siguen provocando hasta hoy la oposición más enconada”. Por eso, la sustitución paulatina de los antiguos quehaceres de un gobierno que había hecho de la corrupción, la injusticia y la impunidad su forma de gobierno, por otro que trata, poco a poco, de erradicar esos vicios, es obvio que se vea atacado por aquellos cuyos intereses se ven afectados. El que no todos reclamen con el mismo furor y enjundia, es natural y explicable, pues no a todos, parejo, se les ha afectado en sus intereses.

Así, hay quienes furibundos (Loret de Mola, Brozo) lanzan sus críticas sin medida, mientras otros, mucho más medidos (Arturo Huerta), hacen señalamientos contrarios pero muy dignos de ser tomados en consideración. Así, la variedad de señalamientos ayudan también a tener una idea cercana de las dificultades que implica gobernar, y más aún hacerlo con eficiencia y efectividad y sin perder los estribos, pues muchas de las críticas que se reciben tienen como finalidad la provocación: que el otro pierda los estribos y agreda hasta físicamente a la hora de no soportar los señalamientos aviesos, para que, así, arda Troya y de tal forma se alcancen los objetivos desestabilizadores que se están buscando.

Lejos se está hoy, en México, de una etapa en la cual los obreros sean la vanguardia social, pero lo que sí es cierto es que, con las acciones del gobierno actual por buscar un nuevo orden social, se ha tenido que luchar por conquistar cada uno de sus pasos, y que los ataques que se reciben sólo hablan del coraje de quienes ven que el nuevo orden (con sus tareas sin concluir) sigue avanzando y los intereses de quienes antes mandaban se tambalean cada vez más.

gomeboka@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *