septiembre 19, 2020

Presupuesto para Cultura Comunitaria;
¿pifia y enmienda o le dan cran?

Un punto culminante del Programa de Cultura Comunitaria, fue el espectáculo Tengo un sueño, el 19 de noviembre de 2019, en el Auditorio Nacional, con la participación de 600 niños y jóvenes del país. (Fotografía: Eduardo Esparza/SC).

Según el análisis del especialista en políticas culturales, Carlos Villaseñor, la propuesta de asignación presupuestal para la Dirección General de Vinculación Cultural para el ejercicio 2021, observa una notable baja de 708 a 97 millones de pesos, lo que origina incertidumbre sobre la continuidad del Programa de Cultura Comunitaria. En tanto que en el análisis del economista Antonio Mier, que aparece en este mismo Paso libre, visto por programa, simplemente no tiene recursos.

¿Pifia, despiste a enmendar o de plano le dan cran?

Alejandra Frausto, titular de la Secretaría Cultural (SC) anunció el 25 de febrero del 2019 que el Programa de Cultura Comunitaria sería el eje de su gestión y lo inició con 400 millones de pesos para “garantizar los derechos culturales de personas y comunidades a través de la inclusión de las colectividades más vulnerables del país”.

A la vista del proyecto de presupuesto 2021, parecería estar a punto de desaparecer, sino es que ya se extinguió.

En esa fecha Alejandra Frausto hizo una verbena en San Pablo del Monte, Tlaxcala, para la cual la dependencia contrató un autobús de lujo para transportar a sus funcionarios y a 40 invitados especiales como Luis de Tavira, Marina de Tavira, Margo Glantz, Mario Bellatin, Pedro Salmerón y la cantante Regina Orozco, como lo reportó en su momento el reportero Juan Carlos Talavera en el periódico Excélsior (26 de febrero).

Todo era fiesta pero… No cuajaba y los problemas se fueron sumando.

El programa tiene cuatro ejes de trabajo: Misiones por la Diversidad Cultural, Semilleros Creativos, Territorios de Paz y Comunidades Creativas y Transformación Social. Se llevan a cabo diversidad de eventos y talleres artísticos y culturales.

El presupuesto ejercido en 2019 fue de 344.3 millones de pesos y no 400 como se anunció, según detalla El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Para 2020, al programa se le asignó un techo financiero de 600 millones de pesos, que representa 4.4 por ciento del presupuesto de la Secretaría de Cultura, pero que se advierte que no llegará a utilizarse en su totalidad, en virtud de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

“La Secretaría de Cultura ha señalado que el programa tiene el objetivo de implementar acciones culturales en todos los municipios del país durante los seis años de la actual administración; sin embargo, esta meta no se encuentra establecida en los documentos normativos que estuvieron disponibles para la evaluación”, se lee en el documento del Coneval.

Así, sin una estructura operativa completamente definida, se lanzó el programa estrella de la Secretaría de Cultura y comenzó el desastre en lo que esperaban fuera una intervención pública de cobertura nacional.

Entre los señalamientos que se hacen a la implementación del programa se encuentran la poca coordinación entre las instancias estatales y municipales de cultura; el nulo funcionamiento entre los ejes del mismo. De igual manera, la falta de un padrón de beneficiarios y un sin fin de problemas que estallaron cuando los pagos a los agentes culturales y proveedores de servicios se atrasó al grado de convertirse en un escándalo.

En otra arista de la puesta en marcha del programa, la Secretaría de Cultura licitó por adjudicación directa a una agencia de viajes muy conocida en gobiernos anteriores, Viajes Premier, parte de la operatividad, haciéndola responsable de hacer los pagos al personal, de su movilidad. Tal proceso se convirtió en un caos pues para la empresa intermediaria, solo era una “chamba nueva” y así, más de dos mil artistas que trabajaron para la institución en sus actividades estelares del 2019, sufrieron para cobrar.

Así, en este 2020, la pandemia desatada por el coronavirus ha venido a sepultar el programa estrella.

Según información de la reportera Sonia Sierra de El Universal (junio 8), Cultura Comunitaria tiene un presupuesto de 600 millones y “el recurso ejercido del 1 de enero al 15 de mayo por el programa Cultura Comunitaria fue de 110 millones 400 mil pesos”. ¿Dónde quedó el resto? Un misterio.

En las semanas por venir, los diputados habrán de esclarecer el destino del programa.

Foto: Juan Carlos Talavera

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *