Un vistazo al presupuesto de Cultura para 2022

De izquiera a derecha, tres secretarios de Hacienda, Carlos Urzúa, Arturo Herrera y Rogelio Ramírez de la O, y una conclusión: del mismo cuero y las mismas correas. (Imágenes tomadas de polemon.mx, laotraopinion.com.mx y lopezdoriga.com).

 

Llega septiembre y con él, en pocos días, se da a conocer el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación del año que viene. No revisamos el total, ya tendremos tiempo para ello, por lo que nos vamos directo a los recursos que el gobierno federal propone asignar al Ramo 48, Cultura.

A primera vista se puede festejar el pequeño aumento que se observa respecto al año anterior, pero una vez que revisamos las tripas nos damos cuenta que se trata de un presupuesto de mantenimiento, de esos que buscan conservar las cosas y poner algunos parches para tratar de subsanar los huecos que se abrieron o errores que se cometieron por impulsar medidas generalizadas sin medir las consecuencias.

Entonces vamos a encontrar un aumento en el capítulo 3000 para atender inconformidades y para poder seguir contratando al personal de varias instituciones que, pese a que han mantenido una relación laboral de largo plazo, lo único que reciben es su sueldo desfasado y un nuevo contrato al final del año. De igual forma se incorporan dos nuevos programas, para la asignación, de manera directa, de los recursos que antes se fondeaban con los fideicomisos que desaparecieron el año anterior.

Mejor no le damos más vueltas y empezamos con el análisis del monto de los recursos totales junto con su estructura económica y las asignaciones por programa. Sólo les puedo anticipar que no vamos a encontrar grandes sorpresas.

La suma de las partes

Para el ejercicio fiscal de 2022 el Poder Ejecutivo ha sometido a consideración de la Cámara de Diputados una asignación de 15 mil 028.5 millones de pesos destinada a la Secretaría de Cultura y sus entidades coordinadas, cifra que representa un incremento real de 3.6 por ciento con relación al presupuesto aprobado de 2021.

Si excluimos en ambos ejercicios los recursos programados para el Proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura por 3 mil 823.6 millones de pesos que está llevando a cabo el gobierno de la Ciudad de México con recursos de origen federal, el incremento esperado en 2022 se sitúa en 3.1 por ciento real.

Como porcentaje del gasto programable total previsto para 2022,[1] el gasto del ramo 48 representa 0.29 por ciento. Al restar el presupuesto del proyecto Chapultepec dicha proporción se reduce a 0.21 por ciento.

La clasificación económica

De los 15.0 mil millones de pesos arriba señalados 74.6 por ciento corresponde a gasto corriente, y el restante 25.4 por ciento a recursos de inversión. Este último es el que se pretende destinar a Chapultepec.

Si se repite el mismo procedimiento presupuestario de los dos últimos años, el presupuesto de capital, será retirado de la cuenta de la Secretaría de Cultura para transferirlo al gobierno de la CDMX, con lo cual esta dependencia nuevamente volverá a ejercer exclusivamente gasto corriente.

Las erogaciones de operación se estiman en 11 mil 204.9 millones de pesos, cifra que se ubica por arriba de la aprobada para 2021 en 3.1 por ciento real. Dicha variación la explican, en mayor medida, los aumentos esperados en servicios personales y subsidios con 3.6 y 39.4 por ciento real, en cada caso.

Al interior del capítulo 1000 servicios personales se distingue un incremento de 69.9 por ciento real en el renglón 1200 que corresponde a las remuneraciones del personal de carácter transitorio, sin embargo, no se incluye información sobre este tipo de contrataciones en el documento.

Con relación a las remuneraciones al personal de carácter permanente, se tiene previsto un incremento nominal de 4.8 por ciento, que al calcularse a precios constantes será de 1.1 por ciento. Si tomamos en cuenta que el número de plazas permanentes tendrá una disminución de 11 unidades, ello implica que los mayores recursos de este renglón se canalizarán para mantener el poder adquisitivo del salario de los servidores públicos.

Por lo que se refiere a los capítulos 2000, materiales y suministros, y 3000 servicios generales, éstos mantendrán su nivel en términos reales. No obstante, al interior del capítulo 3000 se observan algunos movimientos interesantes por la parte administrativa.

Tal es el caso de la Unidad de Asuntos Jurídicos , en la cual el concepto 3300 Servicios profesionales, científicos, técnicos y otros servicios tiene contemplado un incremento de 522.9 por ciento real. A lo anterior se suman 53 millones de pesos del capítulo 4000 por concepto de donativos. Si bien no contamos con información oficial al respecto, se sabe que la Secretaría de Cultura tiene que atender algunas demandas laborales, mismas que incluyen el pago de Laudos.

Por su parte, en la Unidad de Asuntos internacionales se prevé elevar las erogaciones por el mismo concepto 3300 en 410.2 por ciento a precios constantes. En este caso no se conoce su destino.

Algo que vale la pena comentar es el incremento previsto en la Fonoteca Nacional de 56.9 por ciento real en igual concepto. Con ello esperamos que se ponga un curita para solucionar el problema que enfrentan los trabajadores de esa Unidad Administrativa (con rango de Dirección General) cuya relación laboral se limita a contratos temporales renovables, sin reconocimiento de antigüedad ni derecho a prestaciones[2]. Me parece lamentable que un gobierno que se auto posiciona como defensor de causas justas no ofrezca una solución definitiva a este tipo de aberraciones en las relaciones de trabajo.

En materia de Subsidios, es decir gasto que se entrega a terceros ajenos a la administración pública sin contraprestación, se estima que éstos crecerán en 39.1 por ciento a precios constantes, para ubicarse en 736.6 millones de pesos.

Dicho incremento se explica, casi en su totalidad por la inclusión de los programas de Estímulos a la creación artística, reconocimientos a las trayectorias y apoyo al desarrollo de proyectos culturales, y de Fomento al Cine Mexicano, con 110 millones de pesos cada uno, ya que los aumentos observados en los programas del Fondo Nacional de las Artesanías (FONART), Nacional de Becas Artísticas y Culturales, y de Apoyos a la Cultura sólo pretenden mantener su poder adquisitivo de acuerdo con la inflación prevista. Por su parte, los recursos trasladados al Programa Nacional de Reconstrucción tendrán una reducción de 3.7 por ciento real.

Como se comentó anteriormente, el gasto de Inversión ascenderá a 3 mil 823.6 millones de pesos, monto equivalente 25.4 por ciento del presupuesto de la Dependencia y que se ubica por arriba de lo aprobado un año antes en 5.1 por ciento a valores constantes. Dicho monto se destinará exclusivamente al Proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura a cargo del gobierno de la Ciudad de México

Cabe señalar que de acuerdo con la Estrategia Programática de la SC, el proyecto señalado se sustenta en tres ejes principales: el ambiental, la movilidad y el sociocultural.

En el primero, el objetivo consiste en llevar a cabo acciones de remediación ambiental que permita contar con áreas verdes sanas para que contribuyan al mejoramiento de los servicios ambientales de la ciudad.

Por medio del segundo eje se busca agilizar la movilidad de las personas a lo largo y ancho de las cuatro secciones del Bosque, con la finalidad de que puedan acceder a todos los atractivos y sitios de interés.

Mientras que, por medio del tercer eje se persigue la ampliación de la oferta cultural del Bosque y de la Ciudad de México para favorecer el desarrollo social y cultural de los visitantes.

No obstante que el proyecto abarca objetivos en materia ambiental, de movilidad y de cultura, todo el peso presupuestal se concentra en la SC, mientras que la responsabilidad de la planeación, licitación, seguimiento y control de las obras recae en el gobierno de la CDMX, sin la intervención de su dependencia cultural, con base en las directrices de la comisión encargada del diseño del proyecto, bajo la dirección del artista plástico Gabriel Orozco.

La clasificación por Programa Presupuestario

Las actividades del Ramo 48 se clasifican por medio de 20 programas, de los cuales dos son de carácter administrativo. Es importante señalar que cinco de ellos concentran 86.5 por ciento del presupuesto estimado para 2022, a saber: Desarrollo Cultural, Protección y conservación del Patrimonio Cultural, Servicios educativos culturales y artísticos, Proyectos de infraestructura social del sector cultura y Actividades de apoyo administrativo. Si eliminamos los recursos del Proyecto Chapultepec, a través del programa de proyectos de infraestructura, para tomar en cuenta el gasto que va a ejercer la SC, el peso relativo de los demás programas se ubica en 81.9 por ciento.

Por medio del Programa de Desarrollo Cultural, que abarca 36.2 por ciento de los recursos, se promueve gran parte de los eventos artísticos y culturales a cargo del Ramo. Para su operación se destinarán 4 mil 053.3 millones de pesos, cifra que a precios constantes es mayor en 5.5 por ciento a la del año anterior.

El programa de Protección y Conservación del Patrimonio Cultural contará para su operación con 2 mil 053.6 millones de pesos, que equivalen a 18.3 por ciento del presupuesto de la SC. Con relación al aprobado en 2021 muestra un raquítico incremento real de 1.0 por ciento, el cual me parece que no corresponde con los problemas que se estás enfrentando por el robo y trafico ilegal de piezas arqueológicas para su venta en los mercados extranjeros.

Lo mismo pasa con el programa de Servicios educativos, culturales y artísticos, que mantiene su nivel en términos reales. Su participación en el presupuesto del Ramo es de 11 por ciento.

En el caso del Programa de apoyo administrativo, que es el tercero más importante en términos de asignación de recursos con 16.3 por ciento, se observa una ligera reducción en términos reales de 0.4 por ciento.

 

 

Por lo que respecta a los programas afectados por reducciones presupuestales, destaca la aplicada al de Servicios cinematográficos de 36.6 por ciento real, con lo cual se acumulan dos años seguidos de recortes a esta actividad. En tanto, como ya lo comentamos, los recursos destinados al Programa nacional de reconstrucción se van a reducir en 3.7 por ciento a precios constantes.

En sentido contrario, y con la finalidad de compensar la desaparición del Fonca y los fideicomisos del cine, se incorporaron dos nuevos programas con claves U282 y U283, cuyos nombres señalamos anteriormente, a los cuales se asignaron 110 millones de pesos a cada uno.

De igual forma, se distingue el aumento de 1.6 por ciento real de los recursos canalizados a los programas de Investigación Científica, Arqueológica y Antropológica, y de Servicios de Educación Superior y Posgrado, que respalda la operación de los centros académicos del INAH y el INBAL.

Me parece que después de revisar el presupuesto asignado para las actividades artísticas y culturales es más fácil que nos muevan el tapete con un sismo como el del pasado 7 de septiembre. Los movimientos eran los esperados: más recursos a Chapultepec, una compensación por la desaparición de los fideicomisos y un aumento mínimo para mantener en operación las instituciones, mientras salimos del bache o mientras las autoridades permanecen en el cargo.

 


 

[1] La Fonoteca Nacional no tiene prevista la asignación de recursos para  el concepto 1100: personal de carácter permanente.

[2] Se estima en 5,247,296.4 millones de pesos. Fuente: PPEF2022, Exposición de Motivos

 

 

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.