septiembre 20, 2020

Ya nadie se para a mirar

Fotografía: Juan Raúl Barreiro Isabel/2020

El número de mujeres en situación de calle ha aumentado en los últimos años: Muchas de ellas, víctimas de la violencia familiar y/o del abuso sexual, han caído en las drogas y el alcoholismo.

Según el portal del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), ellas representan el 14 por ciento de un total de 4,014 personas, de acuerdo al censo que realizó el Instituto de Asistencia e Integración Social para el periodo 2011-2012, por lo que seguramente estas cifras han aumentado a la fecha.

Según explica el sociólogo alemán Georg Simmel, los habitantes metropolitanos asumimos una actitud blasé, o sea, un mecanismo de defensa ante tantos estímulos negativos que vemos diario en la calle; así, nos volvemos indiferentes, apáticos e insensibles ante la vida de los otros, sean niños pidiendo limosna o jóvenes limpiaparabrisas.

Va esta fotografía, al estilo de Robert Frank que capturó la desilusión del sueño norteamericano, para romper un poco -tal vez, sólo por un momento- la anestesia que padecemos en las grandes urbes.

Por el suelo hay una compadrita/Que ya nadie se para a mirar… (Manu Chao).

22 de agosto, Colonia Tabacalera, Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *