diciembre 5, 2022

Al tiro 18 de octubre de 2019

La diputada del PAN, Dulce Alejandra García Morlan, aseguró que la cinta Joker debió recibir clasificación C. Incluso deslizó que en eso de las clasificaciones (llamadas por otros censura), en manos de la Secretaría de Gobernación (Segob), podría haber chanchullo. Dijo y no pasó a mayores cuando, en estos tiempos de la Cuarta Transformación, vale retomar una vieja idea. En países como España, las labores de clasificación están en manos de las autoridades culturales. Como se ve con todas las luces, la Segob tiende a un adelgazamiento institucional. Una acertada medida sería que tanto las tareas de la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía, como las de la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas, pasaran a la Secretaría de Cultura, incorporando la participación ciudadana.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.