agosto 11, 2022

Al tiro 4 de octubre de 2019

Las comparaciones son odiosas, y no pocas veces imposibles. Sin embargo, no dejan de arrojar lecturas aleccionadoras. La aportación del sector cultural al PIB en México, al 2017, es de 3.2 por ciento. En España, de 3.3 por ciento en el mismo año. En estos días, el Ministerio de Cultura del país ibérico dio a conocer cifras sobre hábitos culturales cerradas a 2019. El Inegi dio las suyas con el nombre de “Módulo sobre eventos culturales”. ¿Y luego? En ambos países la danza tiene las menores audiencias. También de bajo calado compartimos el teatro, y en asistencia a museos y exposiciones nos doblan los españoles. México gana por mucho en acudir al cine y tiene buena ventaja en lo que se refiere a conciertos en vivo. La ópera, en el fondo por igual en ambas regiones.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.