Bitácora de un cautiverio: La buena vida

-¡Compaaaaa! ¿Cómo anda por allá? Seguro refresquito con sus 28 grados. Aquí el calor está canijo y ya sabe la cura: unas cheves y a cantar recio que yo Soy promotor de la buena vida. Tengo teflón para la tristeza. Cuénteme pues…

– Pus qué le cuento si ando aquí encerrado con el Wicho y si salgo tengo que llevar cubrebocas y sudar como puerco, y ver raro a toda la plebada no vaya a ser que el pinche virus ese se nos pegue.

-¡Adio! Lo oigo agüitado compa. Eso sólo pasa en Chilangolandia. ¡Véngase pacá que aquí no llega! ¡Aquí la pura fiesta, la pura alegría! No más…

¡Carajo! No más faltaba esto, me quedé sin señal y sin cheves. ¡Ay compa! (Lines Mogollón González).

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.