agosto 17, 2022

Bitácora de un cautiverio: Tin y ton

21 de marzo de 2020

La teoría. Con la intención de no cerrar salas como en Estados Unidos y buscando las mejores prácticas en tiempos del Covid-19, la cadena Cinemex anunció que sólo utilizaría su capacidad instalada al 50 por ciento, así los asistentes tendrían las distancias necesarias para no contagiarse. La práctica. Compré mis boletos para ver una comedia mexicana y escogí dos asientos en una sala vacía. Las luces se apagaron y aparecieron cuatro personas. Se sentaron juntas en la fila de adelante. Una pareja empezó a discutir con palabras salpicadas de amargura mientras la otra veía su celular. La comedia terminó, yo no la disfruté y ahora consumo cine en plataformas y creo que tengo temperatura. ¿Cuál sana distancia? (Morelos Bocanegra).

Imagen: Videocine
Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.