agosto 18, 2022

Coronacrónicas antivirulianas: Partida de ajedrez

Primavera calurosa que explota ajena al enemigo invisible. Saldré tempranito, antes de que caiga el sol a plomo. ¿Caminar? Mejor la bicicleta. Pedaleo y de pronto descubro a la mujer dormida y al fantasmal Popocatépetl. Entonces me acerco al campesino que ya montó su puesto de cañas.-Una bolsa, por favor.

-Usté no es de por acá ¿verdá?

-¿Por qué me dice eso?

-Por como lleva la bici.

-Y ¿cómo la llevo?

-Pus muy catrina, muy como una reina.

-¿Y cómo lleva la bici una reina?

-¡Ah! pus la mera verdá, no sé. Nunca las he divisado.

Sin cetro y sin trono, me siento reina de este paisaje matinal. Sin corona, sin virus. Una pieza más de este ajedrez ¿Jaque? (Lines Mogollón).

Foto archivo.
Comparte en:

2 thoughts on “Coronacrónicas antivirulianas: Partida de ajedrez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.