diciembre 8, 2022

Díazmuñoz: Soy Puma ¡y aquí lo saben!

El próximo 21 de mayo, el director de orquesta Eduardo Díazmuñoz cumplirá 67 años (Ciudad de México, 1953). Aquí en su cumpleaños en 2019. (Fotografía, cortesía de Díazmuñoz).

 

En la sana distancia que hay entre la Ciudad de México y Monterrey, sucede este diálogo entrecoronavirulario con el Director General y Artístico de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (OSUANL), el maestro Eduardo Díazmuñoz, sin más propósito que jalar la fibra óptica a ver por dónde se revienta.

 

¿Vamos a Monterrey, que Monterrey es un edén?

¿Dice quién?

¿Y los Cadetes de Linares?

No los he conocido ¿y tú? De aquéllos rumbos, pero más cerquita, conocí al presidente municipal de Zuazua.

¿Cabrito, machaca o robalo?

Híjole… Aquí machaca y Ryb-Eye, robalo ¡en Veracruz!

¿Polka o vallenato?

Polka… quizá, el otro va vaciato…

¿Mucho amor por Celso Piña?

En gran parte de la sociedad sí, nunca supe de él, hasta que falleció, lo admito.

¿Admirador del Tec de Monterrey?

Algo, primero porque mis hermanos mayores hicieron la prepa ahí a principios de los 60’s, y por la calidad de algunos egresados que he conocido.

¿Muy acá por el Parque Fundidora?

Ahuehuete. Muy allá cuando jaló y creció, y muy acá como parque de la ciudad, espléndidos espacios, abiertos y cerrados. Fue un placer y un honor haber participado en la inauguración del Festival de Santa Lucía el año pasado, fue espectacular…

 

¿Ya montaste el Cerro de la silla?

¡Aún no!

¿El Tuca o Mohamed?

¡Híjole! Ésta está difícil… Me gustan las estrategias de ambos… Creo que el Tuca; primero porque soy Puma y él también lo fue, y ahora como Tigre que soy -somos kimosabi– ¡felinos! Aunque debo aclarar que cuando juegan Tigres-Pumas, soy Puma ¡y aquí lo saben!

¿Ya tienes tu sarape de Saltillo?

Aún no…

¿Y muy rico el pan de pulque?

No lo he probado…

¿Ya shopping en Laredo, Texas?

Jajaja… No, seguimos yendo a Champaign (en Illinois, donde hemos vivido muchos años). Cruzamos por ahí cuando nos trajimos uno de los autos y en febrero regresamos para la renovación del permiso y en ambas ocasiones hicimos algunas compras, pero ir de shopping exclusivamente, no.

¿Extrañas mucho el otro laredo?

Pues por ello decidí volver… Entre otras razones. De repente fui consciente de que llevaba prácticamente 20 años fuera de México… Se extraña el terruño, cómo no, pero también extraño nuestra casa de Champaign que aún está montada.

¿Trump mejor que Obama?

¿En qué planeta vives o, más bien, qué clase de persona eres para hacer ese tipo de preguntas? No maaaa…….

¿Estaríamos mejor con Anaya o con Meade?

Cómo crees, con López Mateos…

 

El titular de la OSUANL, Eduardo Díazmuñoz, con su esposa Mayte Baixeras, de paseo en la afamada cascada “Cola de Caballo”, en Santiago, Nuevo León, en el verano de 2019. (Fotografía, cortesía de Díazmuñoz).

 

¿Para que la orquesta suene debe tener director?

No, pero para que suene más que BIEN, sí.

¿La mejor orquesta en la vida es la primera, la de en medio o la última?

Todas, solo hay malos directores.

¿Al son que te tocan cantas o compones?

A veces… De repente toco y dirijo también.

¿De veras son codos los regios?

¡Muchísimo! Tienen un círculo envidiable que no vicioso: partamos de una innegable realidad: son muy chambeadores y por ello tienen dinero… y por ello son codos y son codos porque tienen harta lana, y tienen billete porque son codos, etc., etc., etc., ad infinitum

¿Una de las huellas de esta estancia en Nuevo León será la barriga de chelero y de asados dominicales?

Lamento deciros que la barriga me salió en Sidney por muchas razones, entre las que contribuyeron las tremendas chelas que venden allá. Espero no crezca… Los asados dominicales trato de administrarlos, uno al mes quizá, si no es que dejo pasar más tiempo. Nada que ver con la calidad de la carne, exquisita, de primera (aunque en Sonora se enojan por esta aseveración).

¿Hay vida después del Covid-19?

Sí que la hay, será diferente, pero sí. Para los prudentes que amamos la vida y dejamos nuestro egoísmo de lado, y para los sobrevivientes.

Comparte en: