Frida Kahlo y otros miembros del SCM en la inauguración de la primera exposición organizada por la asociación en el Palacio de Bellas Artes el 20 de noviembre de 1942. (Foto: tomada de Linkedin).

El Seminario de Cultura Mexicana (I)

Frida Kahlo y otros miembros del SCM en la inauguración de la primera exposición organizada por la asociación en el Palacio de Bellas Artes el 20 de noviembre de 1942. (Foto: tomada de Linkedin).

El Seminario de Cultura Mexicana nació por iniciativa de José Vasconcelos mediante un acuerdo presidencial el 28 de febrero de 1942, siendo Manuel Ávila Camacho el titular del ejecutivo. La institución dependería de la Secretaría de Educación Pública (SEP) con Octavio Véjar Vázquez como su secretario.Los miembros fundadores fueron los pintores Frida Kahlo, Ángel Zárraga y Antonio M. Ruiz; los escultores Carlos Bracho, Luis Ortiz Monasterio y Arnulfo Domínguez Bello; los músicos Julián Carrillo, Manuel M. Ponce y Esperanza Cruz de V.; la cantante Fanny Anitúa; el grabador Francisco Díaz de León; el físico Manuel Sandoval Vallarta; los profesores Luis Castillo Ledón y Matilde Gómez, y los escritores Gabriel Méndez Plancarte, Gregorio López y Fuentes, Enrique González Martínez y Mariano Azuela.

Siete años después, por decreto presidencial signado por Miguel Alemán, el 31 de diciembre de 1949 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Orgánica del Seminario de Cultura Mexicana, donde se reconoce que se crea una institución al servicio de la cultura del país, dotada de personalidad jurídica, en la que se hallarán representadas las diversas ramas y tendencias de las ciencias, las letras y las artes”. Se estipula que estará conformada por miembros titulares, mexicanos por nacimiento que “se hayan distinguido en labores de creación e investigación científicas o artísticas y que hayan demostrado capacidad y empeño en trabajos de difusión cultural”. Estos nombramientos serán vitalicios y las vacantes se asignarán mediante las dos terceras partes del voto de los miembros activos. Se acuerda que su sede estará en la capital de la República Mexicana y recibirá un subsidio anual por medio de la SEP cuya “cuantía en ningún caso será inferior a la que disfruta” con anterioridad.

Su tarea ha sido estimular en el país la ciencia, la filosofía y las artes, así como difundir las manifestaciones culturales en todas sus formas. El SCM propicia una rica interacción con los estados de la república y algunas ciudades del extranjero. Asimismo, organiza trabajos de análisis e investigación y funge como órgano de consulta para la SEP, institución con la cual colabora en diversas acciones.

Mesa directiva actual

Para el periodo 2019-2022, la mesa directiva del SCM se conforma por Felipe Leal como presidente; Norah Barba, vicepresidenta; Jaqueline Peschard, tesorera y Silvia Molina como secretaria general.

Algunos de los objetivos de esta administración son tener mayor visibilidad mediante el incremento de actividades organizadas por el seminario y sus corresponsalías para que un porcentaje mayor de la población sea beneficiada; impulsar su área editorial e implementar el Programa de Apoyo a la Capacitación Magisterial en coordinación con las normales de todo el país.

Entre los destacados mexicanos que integran el Seminario podemos mencionar:

  • Miembros eméritos: Elisa Vargaslugo y Salvador Aceves.
  • Miembros titulares: quienes conforman la mesa directiva además de Saúl Alcántar, Mauricio Beuchot, Arnoldo Coen, Rolando Cordera, Sergio García, Ángeles González, Omar Guerrero, Hugo Hiriart, Arnoldo Kraus, Germán Viveros, Alejandro Luna, Eduardo Matos, Jaime Moreira, Herminia Pasantes, Carlos Prieto, Daniel Reséndiz, Aurelio de los Reyes, Fernando Serrano, Silvia Torres y Sergio Vela.
  • Miembros asociados: Edison Quintana, Elva Macías, Guillermo Hurtado, Jorge Uribe, Jorge Barojas, José Estrada, Lourdes Sosa, Luis Arnal, Marcelo Ramírez, Marco Antonio Campos, María Maquívar, Mayolo Martínez, Miguel Muñoz, Minerva Villareal, Napoleón Conde, Silvestre Villegas, Xavier Hernández y Carlos Pérez.

Además, están las corresponsalías de las que hablaremos en la siguiente entrega.

Sede del Seminario de Cultura Mexicana ubicada en Presidente Masaryk 526, colonia Polanco, en la Ciudad de México.

Su organización

Anualmente, el seminario presenta un catálogo que enlista varios temas que cada miembro titular y asociado propone mediante conferencias, cursos, exposiciones y conciertos llamados misiones, las cuales se presentan en diversos foros organizados en coordinación con las corresponsalías.

Las conferencias que se ofrecen pueden catalogarse de la siguiente manera:

  • En arte: arquitectura, artes plásticas, cine, literatura, música y teatro.
  • En ciencias: astronomía, física, ingeniería, medicina, neurociencia y química.
  • En ciencias sociales y humanidades: arqueología, ciencias sociales, crónica, derecho, derechos humanos, economía y administración, educación, filosofía, historia e historia del arte.

El catálogo está compuesto por cerca de 300 propuestas que son impartidas magistralmente por los miembros y que generan un gran interés en el público.

Herminia Pasantes, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2001 y miembro titular del SCM, en la conferencia “El cerebro y la creatividad” dictada el 25 de marzo de 2019 en el Auditorio del Archivo Histórico Municipal de Colima. (Foto: archivo corresponsalía Colima del SCM).

Además de ello, en su sede en la ciudad de México el Seminario de Cultura Mexicana organiza eventos abiertos al público de libre acceso como coloquios, exposiciones, publicación de obra y otras actividades de difusión cultural que pretenden formar “un nexo entre las artes, las humanidades y la ciencia con la sociedad mexicana”, y han sido “indispensables durante gran parte del siglo XX y lo que va del XXI en el ámbito cultural del país”.

Con 77 años de existencia, el SCM integra a más de mil personas en su estructura; un “ejército” de seminaristas que han perpetuado la filosofía vasconcelista de culturizar a México por medio de un grupo de humanistas que a lo largo y ancho del país ofrecen eventos culturales, científicos y artísticos. Con ello contribuye en gran medida a conservar y difundir nuestro patrimonio cultural.

Los invito a consultar la cartelera y no perderse ninguna de sus actividades.

Hasta el siguiente vuelo del ticús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *