Experiencias [económicas] de las artes escénicas

A la vista el relato de una parte de la catástrofe sectorial. (Imagen, comunicado del INEGI, actualización de la Cuenta Satélite de la Cultura).

 

Podría parecer irrelevante el estudio de la Cuentas Satélite en el sector de las artes escénicas pero ¿han pensado en el valor de sus producciones? ¿Qué impacto económico tiene su trabajo en la economía del país? El estudio de estas nos dará un panorama más amplio de las artes escénicas como actividad económica y no solamente como una experiencia cultural.

La historia de las artes escénicas ha negado de manera arbitraria su relación con los dineros ¿por qué? ¿Será cierto que los artistas viven del aplauso? ¿Qué tan incómodo puede resultar ponerle precio a un bien intangible? Hablamos de un sector que siempre se ha encontrado en crisis. En el último año (pandémico) su condición precaria se evidencia de manera alarmante. El informe presentado el pasado 18 de noviembre por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestra los resultados de la Cuenta Satélite de la Cultura de México, (CSCM) en su actualización al año 2020. Los datos de este informe proporcionan información económica relevante para la gestión del sector cultural misma que forma parte del Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM).

Esta delimitación económica nos muestra que en 2020 el PIB (Producto Interno Bruto) Cultural fue de 2.9% respecto al PIB nacional, con un monto de 640 687 millones de pesos. Las áreas del sector de la cultura que presentaron mayor disminución anual fueron: artes escénicas y espectáculos; música y conciertos; libros, impresiones y prensa; artesanías, así como artes visuales y plásticas. Este dato nos revela la incertidumbre económica que vive la cultura en el país. ¿Se pueden generar políticas públicas tomando como referente estos datos? ¿Para qué nos sirven estos datos?

Catarata de cifras

Las actividades económicas del sector de la cultura generaron 1 220 816 puestos de trabajo, lo que representó 3.0% del total nacional. El PIB Cultural en 2020 reportó un monto de 640 687 millones de pesos, el cual significó una participación de 2.9% respecto al PIB nacional. Por valoración económica del PIB cultural, las actividades de mercado representaron 2.1%, en tanto que las actividades relacionadas con la gestión pública y por hogares contribuyeron con una participación de 0.2 y 0.6% respectivamente.

En precios constantes, el sector de la cultura presentó en 2020 una caída de 9.4%, mientras que el total de la economía disminuyó 7.9% en el mismo año. Las áreas del sector de la cultura que presentaron una mayor disminución anual fueron: artes escénicas y espectáculos con 43.1%; música y conciertos con 27.1%; libros, impresiones y prensa con 24.5%; artesanías con 19.2%, y artes visuales y plásticas con 17.4 por ciento. En total el sector cultural generó 1 220 816 puestos de trabajo, lo que representó 3.0% del total nacional. En su comparación anual, el número total de puestos disminuyó 12.4% respecto a 2019.

Esta breve interpretación me obliga a reflexionar sobre la posición que juega el arte teatral en la economía del país. Por tanto me gustaría invitarles a todos los hacedores teatrales interesados a realizar una lista de los bienes y servicios que involucran en sus procesos creativos. Esto con la intención de evaluar nuestro impacto en el PIB para crear estrategias que guíen los futuros posibles ¿juegan?

 

*Participante del Taller de la Segunda Jornada Nacional de la Cuenta Satélite de la Cultura, realizada del 18 al 24 de noviembre de 2021.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.