Otro ejemplo de las artes vivas: en el Tercer Encuentro Nacional de Música Antigua, Sergio Fuentes y Mireya Abarca nos deleitaron con una exquisita combinación de poemas y música barroca. (Fotografía de Javier Flores).

En la primera parte de este artículo nos referimos a las artes vivas, las cuales se presentan en cualquier espacio como escenario, ante un público. Estas engloban las artes escénicas y otras creaciones relacionadas con las artes plásticas, visuales y literarias, ofreciéndonos una gran riqueza creativa y multidisciplinaria. De esta manera, el espectador se involucra más en la latente escena artística.Antes de continuar con la apasionante obra de Van Gogh, hablaremos un poco de otro tema vinculado y de gran importancia: los derechos de autor.

Se trata de un sistema jurídico para el reconocimiento y protección que hace una nación a los creadores sobre su obra literaria y artística. Son de dos tipos, el primero de ellos el derecho moral, el cual “se considera unido al autor y, por lo tanto, no se puede transmitir, no prescribe por el paso del tiempo, no puede renunciar a él y no puede ser objeto de embargo”.[1] El otro es el derecho patrimonial, que le permite al creador explotar su obra de manera exclusiva o bien cederla o venderla a un tercero.

En caso de que una creación sea por encargo, este derecho le corresponde a quien pague por la obra; asimismo, tienen vigencia durante la vida del autor y continúan después de su muerte por un número de años, que son estipulados por la ley de cada país. En el caso de México finaliza cien años después de su muerte, pasando a ser de dominio público. Esta protección es a nivel mundial, respaldada por diversos tratados internacionales.

A más de un siglo de la muerte de Van Gogh, los derechos patrimoniales de sus obras ya han caducado; por ello su imagen y obra ha sido altamente explotada de muchas maneras, incluido todo tipo de suvenires, algunos tan peculiares como orejas.

 

La obra de Van Gogh ha sido inspiración para que otros creadores desarrollen proyectos en relación a ella, como estas dos producciones audiovisuales: Van Gogh, pincelada de un genio y Cartas de Van Gogh. (Portadas: Zima Producciones).

Van Gogh vivo

Actualmente, Van Gogh está más vivo que nunca; sus obras han sido altamente estudiadas, sus trazos han sido desmenuzados por muchos artistas y su creación ha inspirado muchas otras, siempre exaltando al artista y el valor simbólico de su obra. Esta nueva manera de ver las creaciones de Van Gogh, ha ido de la mano con la evolución de la tecnología. Haré mención de dos productos audiovisuales que nos muestran distintos aspectos de la vida y obra del pintor.

La primera: Van Gogh, pincelada de un genio[2] (Van Gogh: brush with genius), que nos da una idea de cómo vería el autor su obra en nuestros tiempos. “Vincent” narrada, de manera muy peculiar, el documental; enseñándonos su museo, el trabajo de análisis que se ha hecho de las cartas escritas a su hermano y un recorrido por algunos de los sitios en los que vivió, permitiéndonos ver todas las tonalidades y paisajes que el artista reflejó en sus pinturas.

Escena del largometraje Cartas de Van Gogh. “Creemos que no se puede contar la historia de Vincent sin sus pinturas, por lo que necesitábamos darle vida”. El sitio de la película puede visitarse en http://lovingvincent.com/. (Imagen: BreakThru Productions Trademark Films)

La segunda: Cartas de Van Gogh (Loving Vincent)[3], descrito como “el primer largometraje compuesto por pinturas animadas”; integrado por 56,800 fotogramas, pintados a mano sobre óleo, tal como lo hubiera hecho Vincent. En el participaron más de cien artistas plásticos y su realización duró más de seis años. La producción y dirección es de Dorota Kobiela y Hugh Welchman, quienes decidieron “pintar una película”[4]. En ella hacen un recorrido por los sitios en que vivió en Países Bajos, Arles, Saint Rémy y Auvers-sur-Oise. Si bien Van Gogh es el tema central, no es el protagonista del audiovisual, en él conocerán facetas distintas de su vida.

Panorámica de la exposición Van Gogh Alive The Experience que tiene lugar en la Ciudad de México, instalada en la explanada del Monumento a la Madre.

La exposición multisensorial Van Gogh Alive The Experience que se ha presentado en más de 50 ciudades en el mundo, abrió sus puertas el pasado 20 de febrero en la Ciudad de México. Ubicada en la explanada del Monumento a la Madre, la exhibición es un concepto innovador que combina tecnología y arte. Una perfecta mezcla de música y pinturas, frases del pintor y algunos datos biográficos, proyectadas en pantallas gigantes, las cuales, rítmicamente van apareciendo con una alta calidad tanto sonora como visual. Puedes recorrer toda la carpa o sentarte a disfrutar la función que dura aproximadamente 40 minutos. Es una experiencia única: emociones, sensaciones, aromas y un juego perfecto de las proyecciones, pasando por varias etapas de su vida, con música acorde a la época.

Con una dimensión aproximada de 1500 metros cuadrados, se puede recorrer la carpa que alberga la exposición para apreciar la perfecta combinación de música proyecciones en enormes pantallas.

Esta impresionante exposición, es sin duda arte vivo, que para nosotros los adultos significa una experiencia increíble, pero considero que para los niños es una magnífica manera de acercarlos al arte. En la penúltima sección, los menores pueden pintar girasoles y en la última, no podía faltar el área de venta de todo tipo de productos promocionales, puedes encontrar ahí lo inimaginable.

Los boletos se pueden comprar en línea, aunque debido a la contingencia que estamos viviendo, la exposición se encuentra cerrada, pero reabrirá sus puertas para poder seguir disfrutándola. Es una oportunidad única el poder disfrutar de este espectáculo.

Otra perspectiva de la exposición Van Gogh Alive The Experience, con 120 proyectores en pantallas gigantes y más de 3000 imágenes de la más alta calidad.

Otras opciones

Mientras nuestra vida vuelve a la normalidad, aprovechemos este tiempo de encierro para adquirir nuevos conocimientos, lo cual nos hará sentir renovados. Nuestros límites no son las paredes, sino nuestra imaginación.

Algunos otros museos que puedes recorrer de manera virtual: Casa Dalí, Fundación Rafael Masó, Casa Museo Gaudi, Museo d’Orsay, Museo Louvre, Paseos virtuales del INAH.

Hasta el próximo Vuelvo del ticús.

 

Notas

[1] (Ley Federal del Derecho de Autor. Instituto Nacional del Derecho de Autor).

[2] (Bertrand).

[3] (Kobiela & Welchman, 2017).

[4] (Welchman, 2017).

 

Bibliografía

Bertrand, F. Van Gogh, pinceladas de un genio [Película].

INDAUTOR.  Obtenido de https://www.indautor.gob.mx/

Kobiela, D., & Welchman, H. (2017). Cartas a Van Gogh [Película].

Welchman, H. (29 de Octubre de 2017). ‘Loving Vincent’, el arte de hacer un largometraje al óleo. (Y. A. Benicelli, Entrevistador) Obtenido de https://www.eltiempo.com/cultura/cine-y-tv/historia-de-como-hicieron-loving-vincent-largometraje-al-oleo-sobre-van-gogh-145764

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.