Más vale reflexionar

El presidente López Obrador, más de una vez ha referido que el proceso electoral de 2021 ya comenzó. Y con él, las posibles alianzas con tal de que el partido MORENA no pierda la mayoría en el Congreso. (Imagen: reporteroshoy.mx)

 

Huir del largo túnel

De la tierra en que los pájaros están ebrios.

Klang: “Toda tierra es pristima”.

 

Los tiempos de gobernar se han vuelto demasiado complicados, sin duda, y de allí entonces la necesidad de reflexionar sobre lo que gobernar implica. En otros términos, la necesidad de hacer uso adecuado de la política para conducir la cosa pública, tratando de lesionar lo menos posible los intereses de los ciudadanos, aunque ellos se resistan ocasionalmente, a colaborar en las tareas de gobierno, en particular en épocas electorales, como hoy está sucediendo en el país.

Cuando hace casi dos años AMLO ganó las elecciones con seguridad sabía que en su triunfo masivo se cobijaban una multitud de personajes de tendencias y creencias múltiples que encontraban en él la oportunidad de, desde el gobierno, ver la posibilidad de concretar sus aspiraciones, fuera cual fuera la tendencia del gobierno que llegaba al poder. Por eso, también desde entonces ha habido una criba paulatina de colaboradores y allegados que consideran que sus esperanzas difícilmente se verán concretadas con un régimen que, dadas las situaciones críticas por las que ha tenido que avanzar, se ha visto precisado a afinar cada vez más sus objetivos sociales y algunas y algunos, en ese proceso, han preferido desertar.

Otros no, extrañamente siguen aferrados al poder aún en estos tiempos electorales, sin que uno alcance a explicarse, más allá de lo anecdótico, el por qué (la inexplicable alianza entre el Verde y MORENA, o de éste con el nuevo PES), que en términos de especulación y conjetura se entiende sólo como los hilos negros, que hasta hoy siguen siendo negros, en lo se refiere de manera específica a la sucesión de 2018 entre AMLO y Peña Nieto.

Aunque esos pasajes oscuros de política tampoco explican lo que eventualmente pueda suceder en lo electoral, si se toma en consideración que el voto es siempre una moneda en el aire en donde intervienen fuerzas de toda naturaleza que son las que finalmente deciden si la moneda caerá en águila o sol.

Allí está la tarea. Vale reflexionar sobre ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *