Un circo de terror
Fotografía: Juan Raúl Barreiro Isabel

Después de cinco meses de haber suspendido sus funciones, el Circo Jack Terror inició los preparativos para volver a ofrecer entretenimiento y diversión a niños y adultos.

Durante ese tiempo contaron con el apoyo de los vecinos que les regalaban despensas y comida, pero también sobrevivieron vendiendo frutas, elotes, esquites, algodones de azúcar y otros dulces.

Según nos cuenta Dylan Morales, que interpreta al vampiro Nosferatu en el espectáculo, el circo está formado por siete familias, de distintos estados de la república; son 28 personas que dependen de esta fuente de trabajo.

Y anuncia que, para evitar contagios del Covid-19, el circo ahora sólo recibirá al público en autos, o sea, se convertirá en el Auto Circo del Terror.

13 de julio, Mineral de la Reforma, Hidalgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *