Como si fuera una catarsis luego de ser abducido por extraterrestres, Alberto Ibáñez Cerda (1964) realizó durante el confinamiento una serie de lienzos donde reinterpreta imágenes virales de avistamientos de ovnis, extraños círculos en campos de cosecha o supuestas autopsias de alienígenas.

Pero, en realidad, liberó tensiones y angustias (“la pandemia me pegó muy duro”) usando estas fotografías como un pretexto o punto de partida para resignificar el papel de la pintura: “Lo que me interesa es mostrar la capacidad de la pintura para generar sentido y discursos en el arte contemporáneo. Mi base conceptual es una crítica de la representación visual a través de la imagen pictórica”.

Reconociendo al pintor Gerhard Richter como un referente en su trabajo y con la curaduría de Irving Domínguez, el artista coahuilense presenta actualmente su exposición La nave de los dioses en la Galería Unión, ubicada en el tercer piso de un viejo edificio de la calle Allende, en el popular barrio de La Lagunilla.

Ibáñez se desmarca de ser un “ufólogo”, pero reconoce que le gusta el tema de los ovnis y que se lo apropia, como suele hacerlo con otras narrativas de la cultura pop.

“El tema mismo me permite usarlo como metáfora, como la partícula cuántica del principio de incertidumbre de la física, porque no sabemos si realmente está o no está, a qué velocidad se mueve o dónde lo podemos ubicar. Y también puedo jugar con la idea de qué tanto le creemos a una pintura que representa a una foto que, a su vez, representa un fenómeno tan incierto, algo que no sabemos si existe en verdad”.

De acuerdo al tipo de imagen que selecciona entre miles que hay en internet, Alberto Ibáñez utiliza diferentes estilos que van del romanticismo alemán a una reproducción más mecánica, tipo plotter, pasando por varios efectos fotográficos.

“Trato que la misma imagen me dé la pauta para el lenguaje específico que voy a usar, sea un desenfoque fotográfico o un detalle muy realista o un punto intermedio. Me gusta adaptar mis pinceladas a lo que la imagen ofrezca como información visual. Por ejemplo, si una foto tiene el grano reventado, busco reproducir ese efecto”.

 

24 de abril de 2021, La Lagunilla, Ciudad de México.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *