¿Vivir del arte? Y tú, ¿cómo le vas a hacer? (1)

Investigador y académico nacido en Argentina y radicado en España, Paul Capriotti es autor, entre otros libros, de Branding corporativo (Libros de la empresa, 2009). (Imagen tomada de bidireccional.net).

 

XALAPA. Si yo digo “soy músico”, la gente suele pensar “pobre, no encontró nada productivo qué hacer”. Si preguntas ¿cómo se puede cambiar está situación? Aquí te propongo tres etapas para crecer como creador, gestor o empresario cultural: atraer, convertir y deleitar.

Primero atrae, encuentra tu nicho de mercado y diseña una experiencia de consumo irresistible. La idea no es que todos los públicos visiten tu exposición, tu concierto o tu espacio gastronómico, sino que atraigas a quienes tienen más probabilidades de convertirse en oportunidades de crecimiento, venta y en clientes satisfechos. ¿Cómo hacerlo? Para llamar la atención de los clientes adecuados, debes ofrecerles experiencias relevantes, originales y propias.

Comienza con definir un perfil propio. La mejor manera de atraer visitantes y clientes potenciales es creando una propuesta original que se dirija a un público especifico. Puedes mejorar tu presencia con estrategias que te ayuden a definir e implementar una experiencia de mercado que te identifique del resto de competidores locales.

Segundo, convierte tu imagen en potenciadora de proyectos culturales. Una vez que hayas logrado atraer visitantes a tu experiencia, el próximo paso es convertirlos en oportunidades de venta. Para hacerlo, debes conocer las pautas específicas para trabajar tu imagen. Una perspectiva viable es la que Paul Capriotti denomina imagen-actitud, que está concentrada en las construcciones mentales que se crean al respecto de un proyecto cultural.

Cuando ya estás en contacto con tus visitantes o clientes potenciales, debes ofrecer una imagen relevante y valiosa para cada uno.

Tercero, deleita. Imagina con ideas, audacia y proyectos para ir del ocio al negocio. Una vez que has captado a los visitantes correctos y los has convertido en oportunidades de venta, ahora necesitas transformarlos en clientes. ¿Cuál es el método más eficaz para lograrlo? Una ruta es usar las estrategias que propone Omar Gasca: prever, planear, organizar, integrar, dirigir y controlar.

Estas estrategias se basan en ofrecer una experiencia excepcional a los clientes. Además, los usuarios ahora tendrán más expectativas de tu empresa y de la atención que recibirán. Por eso, es mucho más importante interactuar con ellos de una manera correcta, deleitarlos y ayudarlos a encontrar las virtudes de tu propuesta. Si lo logras, seguirán comprando tus productos o servicios, forjarán un vínculo a largo plazo contigo, recomendarán tu empresa a sus amigos y les contarán a todos la virtud de tu marca.

 


 

[give_form id=”12909″]

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.