diciembre 3, 2021

De esos años en el Instituto de Cultura de Aguascalientes

Sello para siempre, el que con una vasta obra como gestor cultural y escritor dejó en Aguascalientes, el maestro Víctor Sandoval (1929-2013). (Fotografía de la izquierda, Edilberto Adán, tomada de lja.mx; al centro, del archivo familiar en tierraadentro.cultura.gob.mx y retrato de crisolplural.com tomada de poblanerias.com).

 

AGUASCALIENTES. La indiscutible tradición cultural que caracteriza al estado ha contribuido, a lo largo del tiempo, a la consolidación de proyectos culturales pioneros y emblemáticos. La oferta educativa artística, la descentralización de los bienes y servicios y la promoción cultural han hecho de este estado un referente de políticas públicas de la cultura en nuestro país, desde que el promotor cultural Víctor Sandoval impulsara la creación de la primera Casa de la Cultura en esta ciudad, en 1967, un modelo para la descentralización que el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura logró replicar en la República. El desarrollo cultural del estado se vio fortalecido, sin duda, en 1985, con la creación del Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA).

Esto ha sido posible por diversas razones: su oferta educativa artística y la labor de sus Casas de la Cultura municipales; la relevancia de convocatorias y premios —como el Encuentro Nacional de Arte Joven, el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes y el Premio Nacional de Literatura Joven Salvador Gallardo Dávalos—; el nivel de los programas culturales de sus festivales, del tradicional Ferial y de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes; por el nivel de producción de sus creadores y por la infraestructura cultural que busca atender las demandas del crecimiento poblacional y brindar servicios especializados a los artistas.

En este tiempo que ha transcurrido, puede decirse que la cultura en el estado ha sido promovida, principalmente, en su dimensión social, a través de múltiples programas y acciones, tanto institucionales como independientes. Sin embargo, nos ha faltado crear procesos y mecanismos que la atiendan en sus dimensiones económica y medioambiental, igualmente importantes para lograr el anhelado desarrollo sostenible.

Ciertamente, se han implementado políticas y se han realizado acciones estratégicas para promover este enfoque, en el reconocimiento de la capacidad dual de la cultura para promover el desarrollo social y económico. Por ejemplo, desde 2020, por gestión del ICA, Aguascalientes cuenta con un primer programa, insertado en la Secretaría de Economía, para apoyo a emprendedores pertenecientes a la cadena de valor cultural (creación, producción, difusión, distribución y acceso).

Asimismo, el ICA ha creado sistemas sostenibles de gobernanza para la cultura, transparentes e informados, y logró establecer un convenio marco de cooperación con la Oficina de la UNESCO-México para desarrollar cinco programas que colocan al estado en redes de colaboración internacional. Es el caso del Foro Internacional Aguascalientes: Cultura, Creatividad y Paz, realizado en 2019, con la finalidad de vincular al sector cultural y la iniciativa privada para promover acciones que fortalezcan la cultura de paz y el ejercicio de los derechos culturales; otro, Aguascalientes, Ciudad Creativa de la UNESCO, con un modelo único que articula a los 11 municipios y cuyo objetivo es promover la cooperación entre las ciudades que reconocen la creatividad como factor principal para su desarrollo urbano y para el impulso a las industrias culturales y creativas.

 

La creación del Centro de Investigación y Estudios Literarios de Aguascalientes (CIELA) Fraguas, marca la última etapa de la vida de Víctor Sandoval, al cual imprimió grandes esfuerzos. (Imagen tomada de elsoldelcentro.com.mx).

 

Uno más, Geoparque UNESCO-Rutas del Agua, el cual integra cinco de los municipios del estado en un polígono en el que ya se desarrollan proyectos comunitarios para detonar el turismo cultural, la economía circular y la gestión de los patrimonios natural y cultural, a través de un concepto holístico de protección, educación y desarrollo sostenible. También mencionamos el Modelo de Educación Dual en Arte, cuyo objetivo es gestionar la colaboración de estudiantes de artes a programas productivos del sector empresarial y Paisaje Urbano Histórico, que tiene la finalidad de lograr un equilibrio entre cultura, economía, urbanismo, tecnología, medioambiente y movilidad.

Sobre este último, sigue siendo urgente un mayor esfuerzo interinstitucional para implementar políticas que impulsen el desarrollo sostenible de la ciudad y los municipios con una mejor gestión del patrimonio cultural. Por lo anterior, el ICA creó, en 2018, la maestría en Conservación y Restauración del Patrimonio Edificado y presentó tres iniciativas que, actualmente, se encuentran en proceso: reforma legislativa para crear la Ley de Protección y Fomento del Patrimonio Cultural Estatal; impulso a la Industria Cinematográfica del estado; y el proyecto EFIAGS, un mecanismo fiscal que brinda alternativas de subvención al sector ante los crecientes recortes presupuestales. Este consiste en ofrecer un estímulo con el que el sector empresarial de Aguascalientes podría hacer deducible del Impuesto Sobre la Nómina las aportaciones que realice para el financiamiento de proyectos que fomenten la economía creativa, el desarrollo de proyectos comunitarios, la capacitación a jóvenes y mujeres en emprendimiento cultural y la salvaguardia del patrimonio inmaterial.

En este contexto, el instituto creó el programa estatal Caravanas Culturales para la expansión y el despliegue de servicios hacia municipios, colonias y comunidades para estimular la creatividad y la cultura de paz, lo que ha permitido incrementar un 20% anual la cobertura total de la población.De igual forma, tiene relevancia el impacto de la modernización, ampliación y cambio de sede recientes de la Feria del Libro de Aguascalientes, a medio siglo de su creación, con un nuevo concepto que ha permitido acercar nuevos públicos —especialmente juventudes y público infantil—, trasladar parte de sus servicios hacia los municipios y desarrollar programas de fomento a la lectura y escritura creativa en bachilleraros y universidades a lo largo de todo el año, posicionando a la Feria como una de las mejores celebaciones de la palabra a nivel nacional.

Dinamismo para el desarrollo

Esta construcción transexenal de experiencias locales ha permitido consolidar procesos, mediante la creación de marcos normativos y estadísticas, inventarios y cartografías de los recursos culturales locales. Sin embargo, la gestión pública estatal en cultura ha requerido de diagnósticos y mecanismos de planeación, registro y evaluación de los indicadores. Por ello, el ICA creó un área especializada de planeación dentro de la estructura orgánica, con el objetivo de dar un seguimiento metodológico a la gestión por resultados y elaboró el primer Plan Sectorial para el Desarrollo Cultural del Estado de Aguascalientes para el periodo 2016-2022, instrumento que permite estructurar los mecanismos de planeación y evaluación de las políticas públicas y de sistematizar la información de las cerca de nueve mil actividades educativas y de promoción cultural realizadas, anualmente, antes de la pandemia ocasionada por la COVID-19.

 

Una vista de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. (Imagen tomada de heraldo.mx).

 

Este instrumento es una hoja de ruta en la que se reconocen las experiencias exitosas del pasado y se promueve la cultura como motor del desarrollo sostenible. En sus páginas se plasman las políticas públicas, los programas, los proyectos y las acciones para garantizar el derecho de acceso a la cultura, el disfrute de los ciudadanos a los bienes y servicios culturales, el fortalecimiento de procesos comunitarios, de gobernanza y de la cadena de valor cultural[1].

De dicho empeño para impulsar nuevas estrategias con base en una visión moderna de la gestión cultural y los retos que impone la actual crisis sanitaria, derivó la creación del programa emergente ICAlternativo, cuyo objetivo fue crear redes ciudadanas para fomentar la creatividad y la resiliencia, así como abrir convocatorias con estímulos económicos para apoyar a artistas y espacios independientes.

También, acompañar a la población durante este periodo crítico mediante una oferta cultural adaptada a formatos híbridos y apoyar en la reactivación económica, a través de acciones donde el turismo y la cultura han establecido alianzas de colaboración para desarrollar nuevas capacidades, como es el caso del proyecto de ecoturismo de proximidad del ICA, Las Rutas del Agua, que se realiza en los municipios con atractivos de paisaje natural y cultural, a través de recorridos familiares en bicicleta. Este programa ha permitido una derrama económica en las comunidades de las rutas, ya que se contratan los servicios de guías, historiadores, grupos escénicos locales y cocineras tradicionales.

El gran reto local sigue siendo anclar la cultura de forma transversal en las políticas de desarrollo en educación, comunicación, salud, economía, medio ambiente y turismo. Por otro lado, la gestión cultural pública ha permeado en los objetivos educativos estatales lo que, si bien es un avance, aún no conlleva la inserción del quehacer de la cultura como elemento fundacional del bienestar individual y colectivo, mediante la aplicación de un modelo educativo desde la primera infancia que garantice la formación humanística y las libertades fundamentales, como la igualdad de género y la libertad creativa.

Aguascalientes cuenta con ocho Escuelas de Iniciación Artística asociadas al INBAL y la reciente incorporación, al ecosistema del ICA, del Bachillerato en Arte y Humanidades José Guadalupe Posada, proyecto que fue concebido e impulsado, con sumo cuidado, por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Hoy, sin embargo, sigue siendo necesario fortalecer el sistema estatal de enseñanza inicial y de educación profesional: la Universidad de las Artes, si bien ha logrado posicionarse en la escena nacional e internacional, requiere incrementar sus recursos técnico-espaciales y presupuestales para fortalecer sus programas.

 

El programa ecoturístico del ICA, Las rutas de agua, se apoya en la diversidad ambiental del estado. Una vista al Parque Aventura Boca del Túnel, ubicado en el municipio de San José de Gracia. (Imagen: elsouvenir.com)

 

En los años recientes, consciente de la evolución de los fenómenos sociales y culturales, la universidad instaló su Unidad de Investigación, creó la Galería Universitaria y actualizó sus planes de estudio con especial atención en incluir una asignatura pertinente en sus carreras: la práctica de la gestión cultural como un área adicional de competencia multidisciplinaria para la formación integral de los estudiantes de artes. Podría resultar altamente conveniente para el desarrollo cultural local que, dentro de la Licenciatura de Arte y Gestión Cultural de la UAA, se considerara la formulación de nuevas posibilidades de gestión en otros sectores, como el empresarial, así como diversificar los ámbitos en los que esta debe jugar un papel preponderante para el desarrollo cultural, en áreas como el diseño de proyectos sostenibles de alto impacto, la apropiación del espacio público, la investigación y el periodismo cultural, los entornos digitales, la especialización para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial y los circuitos de distribución del arte contemporáneo, por mencionar algunos. Asimismo, para que las y los egresados desarrollen habilidades adicionales que los animen a participar, más activamente, en convocatorias de financiamiento, subsidios a emprendimientos productivos y programas de movilidad de los artistas.

Lo anterior demanda, en el perfil del gestor cultural, conocimiento de los aspectos contables, fiscales y de los diversos mecanismos de los mercados, así como de los acuerdos internacionales y los marcos jurídicos aplicables. Atender estos aspectos sustantivos, entre ambas instancias educativas, podría apoyar, además, a combatir la informalidad laboral en el sector al brindarles mayores herramientas de trabajo a los creadores y los profesionales de la cultura, de cara a los retos y realidades de los tiempos actuales.

Aguascalientes es un estado con una gran tradición cultural y riqueza artística; así lo demuestra el legado de sus artistas patrimoniales, sus crecientes acervos históricos y artísticos, la distinción de haber sido el estado invitado, junto con la India, en el XLVI Festival Internacional Cervantino y el mapeo de los activos culturales y creativos del estado que coordinó la Oficina de la UNESCO-México, en conjunto con el ICA y con las áreas municipales de cultura. El análisis de este estudio permitirá identificar posibles vacíos y sinergias para continuar o repensar políticas culturales estatales y municipales, en virtud de un reconocimiento común: la creatividad, la innovación y la diversidad cultural juegan un papel fundamental para lograr el desarrollo sostenible local.

 


 

[1] El ecosistema local del sector ha contribuido al desarrollo económico con 1,145 unidades económicas-creativas y el 2.3% del PIB estatal, de acuerdo con el INEGI-Cuenta Satélite de Cultura y la Clasificación NESTA, 2018.

 

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *