Distinto amanecer… La noche avanza (4 y último)

Distinto amanecer, 1943. Films mundiales. Dir. Julio Bracho, basada en la novela La vida conyugal de Max Aub. Guion: Xavier Villaurrutia, Julio Bracho y Max Aub. Con Andrea Palma y Pedro Armendáriz.

A partir de septiembre, el Poder Legislativo discutirá la reforma del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE)[1] y lo transformará para atender la nueva realidad fílmica del país: alto nivel de producción con variedad de propuestas y casi nula circulación de nuestros contenidos entre los mexicanos debido al control oligopólico de la cadena fílmica ejercido por los grandes capitales nacionales y trasnacionales que ahoga y arruina a los pequeños y medianos productores[2].

Las necesidades actuales del cine mexicano son completamente diferentes a las de principio de siglo XXI. El avance tecnológico ha sido tremendo e inimaginado y ahora permite que el cine se produzca desde cualquier parte de la república a través de un celular y se transmita en salas de “cine” y pantallas de televisión en todas su modalidades y plataformas. La actual Ley Federal de Cinematografía (LFC) está totalmente rebasada y por lo tanto también la función y fin del FIDECINE nacido en el 2001. ¡Urge actualizarlo!

Por ello, la Comisión de Cultura y Cinematografía viene trabajando desde abril del 2019 en una reforma “integral” de la LFC que actualmente es un muerto viviente. De entonces a la fecha, mucho hay consensado pero todavía no existen acuerdos en los artículos más importantes y fundamentales[3]. Ahora, con motivo de la reciente desaparición del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad FOPROCINE[4], el FIDECINE se tiene que modificar de forma urgente para absorber sus funciones e integrar algunas más de la Dirección de Producción del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE)[5]. Sólo así podrá operar en el 2021.

Por los vientos de emergencia que corren, considero que la gran reforma fílmica quedará otra vez pendiente. Ahora lo urgente e importante es adaptar los artículos del 33 al 38 de la Ley Federal de Cinematografía que norman al FIDECINE.

Dado que la propuesta que plantea el IMCINE no recoge a plenitud lo propuesto por la comunidad fílmica expresado en las mesas virtuales que se celebraron en la primera quincena de julio, será necesario que las propuestas ciudadanas sean escuchadas con atención por todos los integrantes de la LXIV Legislatura y así evitar que se violen los derechos humanos, culturales y sociales adquiridos y contemplados en la Constitución de la República y los compromisos contraídos en los tratados internacionales en la materia[6].

El ocaso de un proyecto

En 1999 se creó un mecanismo con participación social para el apoyo al cine con viabilidad comercial en todas las etapas de la cadena productiva conocido como FIDECINE. Esto, porque la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le negaba presupuesto al FOPROCINE para operar y quería desaparecerlo ya que a su decir, “nadie veía sus películas y siempre se apoyaba a los mismos, además del desastre financiero que acarreaba a su interior”[7]. Actualmente el Comité Técnico del FIDECINE está conformado por cinco integrantes de la cadena productiva y dos del Poder Ejecutivo. Entre sus propósitos esta la captación de públicos para nuestro cine. Su diseño horizontal siempre molestó a algunos de los funcionarios de gobierno que participaban ya que no podían imponer sus caprichos o compromisos y los funcionarios de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y los de la SHCP siempre amenazaban a los ciudadanos que lo integraban con fincarles responsabilidades por manejar recursos públicos.[8]El público que ve cine mexicano pasó de 1.68 millones en 1999 en el sexenio zedillista hasta 35.2 en el primer año del gobierno de la 4T[9]. Tal y como se comentó en el artículo “Ahí está el detalle”[10] este proyecto (FIDECINE) se deformó en la pasada administración hasta obtener los escasos resultados de los últimos años.

¿El nuevo modelo de fideicomiso público?

En un acto inédito de participación democrática, que va en contra de las negociaciones en lo oscurito de la administración pasada, el primero de julio la directora de IMCINE presentó, a través del Zoom, su anteproyecto de reforma del FIDECINE[11] que ahora se denominará FOCINE. El diseño propuesto es vertical y los integrantes del Comité Técnico serían exclusivamente funcionarios gubernamentales. En él se resumirían casi todas las actividades que venía ejerciendo la Dirección de Producción del IMCINE más las obligaciones y responsabilidades del FOPROCINE y del FIDECINE, su presupuesto inicial sería la suma autorizada para cada una de las partes en el 2020. Este proyecto fue cuestionado por muchos de los participantes del Zoom ya que iba en contra del proyecto horizontal que se venía impulsando por veinte agrupaciones de manera conjunta con la AMACC [12], mismo que se le había entregado días antes a María Novaro.

El proyecto entregado por el G-20 propone una participación horizontal donde el Comité Técnico este integrado por más personalidades destacadas del medio y coinciden en agrupar sus funciones como el de IMCINE, con mínimas variantes. La propuesta tiene muchas virtudes aunque todavía es perfectible en algunos detalles finos como son el periodo de duración de los integrantes del Comité, quiénes podrían participar o no, cómo se elegirían, si se valdría la reelección o no, si habrá descentralización o no, si se podrán cruzar los fondos y estímulos, etc.

Está en el aire qué modelo prevalecerá durante la 4T. El vertical o el de participación social en la toma de decisiones con la intervención de la comunidad fílmica. Será el Poder Legislativo quién lo determine. ¿Avanzar o retroceder?

Para tratar de llegar con una propuesta lo más unificada posible, el IMCINE convocó a una serie de reuniones vía Zoom[13], lo cual se agradece pero hay que recordar que desde el 2018 se externaron muchas propuestas en las múltiples consultas que se hicieron en la Estela de Luz y varias regiones de la república mexicana sin que a la fecha se hayan dado a conocer públicamente los resultados. Tampoco se ha dado a conocer el programa sectorial del IMCINE para el 2019/2024 [14]. ¿De donde partimos?¿A dónde queremos llegar? Y lo más importante ¿cómo lograrlo?

De la cultura del poder al poder de la cultura

Así lo manifiestó Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura, en su recientemente publicado Programa Sectorial de Cultura 2020-2024. En teoría, la cuarta transformación propone como forma de gobierno la inclusión, la descentralización y la horizontalidad, pero el modelo propuesto inicialmente por el IMCINE impulsa justamente lo contrario y excluye a muchos de los integrantes de la cadena productiva cinematográfica organizada. Esto representaría un grave retroceso en materia de los derechos humanos de los cineastas contemplados en la constitución de la República y la convención de los derechos y el tratado de la diversidad cultural que indican claramente que en materia de cultura y derechos humanos no puede existir regresividad en los avances adquiridos de participación.

¡No a la regresividad!

De forma enunciativa mas no limitativa hay que integrar en el cuerpo de la LFC lo siguiente:

A.- En el nuevo FOCINE se deben de evitar los excesos, errores u omisiones de la anterior administración, ampliando la participación de la comunidad y ejercer la horizontalidad y descentralización en todas las actividades fílmicas impulsadas con dinero del estado.

B.- Que cuente con un Comité Técnico (CT) integrado por: un representante del sector producción; uno del sector distribución; uno del sector exhibición; uno por el sector sindicalizado; uno del sector festivales; uno de las sociedades de autor; uno de guionistas independientes; uno de directores independientes, uno de fotógrafos, un documentalista, dos o cuatro representantes de los estados de la república mexicana, uno de las comunidades indígenas, uno de las escuelas de cine y uno de la AMACC, esto además de los representantes que el Ejecutivo considere necesarios dentro de la oficialidad, como podría ser el CONAPRED.

C.- Se deberán incluir a testigos sociales solamente para certificar el debido respeto a la ley y que todos los participantes realmente cumplan con lo estipulado en las convocatorias y las evaluaciones sean con apego a derecho.

D.- Deberá de existir la equidad de género en todos los organismos y comisiones del CT.

E.- Deben de existir tantas convocatorias como tipos de cine y actividades se quieran impulsar en el FOCINE. Estas deberán ser redactadas y aprobadas por los miembros del CT. Además el comité será el responsable de la aprobación de todas las operaciones que se realicen con cargo al Fondo, así́ como la autorización de los apoyos y estímulos que habrán de otorgarse, de conformidad con la normatividad correspondiente.

F.- En los Consejos de Evaluación deberá existir la participación de jueces dictaminadores, por especialistas, que representen y sinteticen la pluralidad de la nación y de la comunidad fílmica y sus decisiones serán vinculantes al CT.

G.- En todas las actividades del FOCINE se estará a la máxima transparencia en la toma de decisiones y la máxima publicidad en los resultados y toda la información complementaria.

H.- Los integrantes del Comité técnico durarán máximo dos años en su puesto y serán electos por mitad cada año. Debe estar prohibida la reelección directa e indirecta de los integrantes del Comité Técnico.

I.- Queda prohibida la participación del CT y en las CC en proyectos donde sean partes relacionadas.

J.- La elección de los integrantes del primer Comité Técnico será de forma democrática y cuando existan varias agrupaciones por especialidad tendrán que ponerse de acuerdo entre ellos o en su caso, insaculándolos públicamente.

Para que exista un nuevo amanecer fílmico de acuerdo a los ideales de la 4T hay que cuidar los detalles en la redacción de los artículos de la LFC del FOCINE. Si se redacta como antes, los resultados serán parecidos, a propuestas iguales resultados similares, ya sean verticales u horizontales y nos llevaría a lo que la SFP quiere evitar: abusos de poder, corrupción, opacidad, etc.

Esperemos que el Poder Legislativo donde la 4T tiene mayoría, aproveche la oportunidad histórica y finque las bases para hacer un nuevo cine mexicano plural que abarque a toda la nación tanto en su producción como en su consumo.

 


Notas.

[1] Otros fondos que se supone no corren riesgos son: El Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (FODEPAR), Fondo para la Protección de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, Fondo Cacional de Cooperación Internacional para el Desarrollo y los tres fondos de investigación científica y desarrollo tecnológico.

[2] El signo de la muerte. Paso libre/Grecu/ Detrás de la pantalla.1/VII/2020.

[3] En las mesas convocadas por su presidente participan casi todos los miembros de la cadena productiva, con el agravante de que está participando la MPA, institución extranjera cuya presencia está impedida por la constitución. Los artículos difíciles son 1, 8, 19, 31 al 38, etc.

[4] De acuerdo al decreto del 2 de abril  del 2020 y lo publicado el 23 abril. Desaparece el FOPROCINE y sus funciones pasaran al FIDECINE. Fuente IMCINE y Secretaría de Cultura.

[5] María Novaro informó que sumarán las obligaciones de FOPROCINE, FIDECINE, más apoyo a escritura, desarrollo de proyectos, cortometrajes, atención a comunidades y pueblos indígenas, festivales, etc.

[6] La Declaración Universal de los Derechos Humanos. La Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José). El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y La Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales.

[7] José Luis Trejo, representante de la SHCP en materia de política de estímulos, lo manifestó en varias reuniones con representantes de la comunidad fílmica.

[8] El Comité Técnico es la máxima autoridad y cuando sus políticas de impulso y aliento al cine no les gustaban a los representantes del Órgano Interno de Control y la SFP, que no entendían la naturaleza del cine y su industria, amenazan con fincar responsabilidad a los representantes ciudadanos aunque estos se basaran a lo estipulado en las reglas de operación.

[9] Inicialmente se debió al impulso del FIDECINE de manera conjunta con el FOPROCINE y a partir del 2006 coadyuvó la creación del acreditamiento fiscal del EFICINE estipulado en la LISR (art. 226/189).

[10] Ahí está el detalle. CineNT y Periodistas Unidos, 11 de junio 2020. Víctor Ugalde. La noche avanza III.

[11] www.imcine.gob.mx. Mesas de trabajo de IMCINE: todo el cine que queremos construir 1. Adecuaciones a los artículos correspondientes al FIDECINE en la LFC.

[12] www.amacc.org.mx/mesas de trabajo/posicionamiento ante el foro de fondos públicos.

[13] www.imcine.gob.mx. Mesas de trabajo de IMCINE: todo el cine que queremos construir 1. Adecuaciones a los artículos correspondientes al FIDECINE en la LFD. 2. Apoyo a la producción de largometrajes documentales. 3. Apoyo a los cortometrajes. 4. Apoyo a la producción de largometrajes de ficción. 5. Apoyos al cine de las comunidades y de los pueblos indígenas y afromexicanos. 6. Apoyos a las óperas primas en coproducción con escuelas de cine y espacios de formación audiovisual. 7. Apoyo al cine de animación. 8. Apoyo a la postproducción de largometrajes. 9. Apoyo al cine para las infancias. 10. Apoyo a los otros cines: cine audiovisual realizado en diversos formatos y soportes; cine experimental, expandido, transmedia. Acervos. 11. Apoyo a la escritura de guion y desarrollo de proyectos. Apoyo al desarrollo de series. 12. Apoyo a la exhibición. Apoyo a la distribución. Festivales. 13. Descentralización de los apoyos.

[14] El 3 de julio del 2020 se dio a conocer el Programa Sectorial de Cultura 2020-2024, falta el sectorial del IMCINE.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *