septiembre 19, 2020

Museos en Morelos: nuevos recintos, por necesidades comunitarias y no por lucimiento político

El Centro Cultural Jardín Borda concentra el mayor número de visitantes entre todos los museos gubernamentales en Morelos. Aquí, una vista de sus instalaciones y espacios de exhibición en el centro de Cuernavaca. (Fotos: cortesía de la STyC de Morelos).

En esta onceava entrega sobre la situación actual de los museos en México frente a la pandemia de la COVID-19 (la décima reflexión fue publicada en Paso libre alrededor del Museo Fernando García Ponce-MACAY en Mérida), ponemos ahora el foco de nuestra atención en el estado de Morelos y los seis museos dependientes del gobierno estatal en los municipios de Ayala, Cuautla, Cuernavaca, Jantetelco y Tlaltizapán.

Mientras que el total de recintos museísticos en Morelos (con participación pública, privada y mixta) es de 40 (aunque el Sistema de Información Cultural, SIC, enlista 42), los museos históricos bajo resguardo de la Secretaría de Turismo y Cultura (STyC) y su Dirección General de Museos y Exposiciones son el Centro Cultural Jardín Borda, el Museo de la Independencia: Sitio de Cuautla, Museo Mariano Matamoros en Jantetelco, Museo Casa Zapata en Anenecuilco, Museo ex Cuartel de la Revolución del Sur en Tlaltizapán, y el Museo ex Hacienda de Chinameca en Ayala, donde cayó asesinado Emiliano Zapata.

Todos ellos recibieron en 2019 la visita de 324,076 personas cuyo 55 por ciento está conformado por público adulto y 45 por ciento constituido por jóvenes. En tanto, el 70 por ciento es de  visitantes nacionales y 30 por ciento de extranjeros. Recordemos que el estado tiene un perfil turístico y su actual gobernador, Cuauhtémoc Blanco, ha denominado a la entidad como “Morelos, anfitrión del mundo” desde el inicio de su administración en 2018.

Por lo pronto, hasta esta fecha (fines de agosto de 2020) en que se publica el presente artículo no hay calendario previsto para abrir los museos gubernamentales morelenses aunque se anticipa que septiembre podría ser el mes en que esta actividad se reinicie de forma presencial para que los públicos disfruten de los museos con sus colecciones prehispánica, histórica, artística y de mobiliario, con líneas de interés que van del costumbrismo de los siglos XVIII, XIX y primera década del XX, las luchas agrarias en Morelos así como el arte moderno y contemporáneo.

El Museo Casa Zapata en Anenecuilco y un aspecto de la exposición Zapata y los zapatistas realizada en dicho espacio en agosto de 2019 como parte del 140 aniversario del natalicio del general. El recinto reabrió sus puertas con esta efeméride, luego de la reconstrucción de sus instalaciones afectadas por los sismos de 2017. (Foto: morelos.gob.mx).

Helena González López es quien responde al cuestionario de Paso libre. Desde octubre de 2018 ocupa el cargo de directora general de Museos y Exposiciones de la STyC del Estado de Morelos. Es maestra en Historia del Arte y tiene licenciatura en periodismo; es investigadora, integrante del Seminario de Cultura Mexicana y autora de los libros Manuel González Serrano. Un monólogo apasionado (Ed. Conaculta, 1998) y Zapata en Morelos, en coautoría con Salvador Rueda (Ed. Lunwerg-Planeta).

—¿Cómo ha impactado la pandemia actual la vida de los museos / centros culturales en el estado de Morelos?

—La STyC a través de la Dirección General de Museos y Exposiciones custodia seis museos con declaratoria de monumento histórico en los municipios de Cuernavaca, Cuautla, Tlaltizapán, Ayala y Jantetelco, que suspendieron sus servicios al público el pasado 30 de marzo, por mandato del gobernador del Estado de Morelos. Por lo anterior, los 79 servidores públicos adscritos, diseñaron y establecieron los protocolos de seguridad, higiene, y de conservación de acervos para mitigar las condiciones de riesgo de las colecciones prehispánicas, históricas y artísticas resguardadas.

Además, estos museos posicionados como puntos de encuentro comunitario, debieron de suspender las actividades culturales, cívicas y populares ya programadas, así como reestructurar la agenda de exposiciones comprometidas. De esta manera se dio inicio a la realización de capacitaciones digitales para el personal adscrito, las Mesas de Diálogo por la cultura, convocadas por la STyC, además de la plataforma digital Miércoles de museos.

Una sala del Museo Ex Hacienda de Chinameca, espacio que ofrece un recorrido sobre el agrarismo a través de elementos multimedia, objetos y documentos históricos del siglo XVI hasta el presente. A la derecha, la Ruta de Zapata es un pasaje turístico por los lugares en que vivió y peleó este luchador social. Incluye visitas a museos en Cuernavaca, Cuautla, Anenecuilco, Ciudad Ayala y Tlaltizapán.

—¿Cuáles son a su juicio las estrategias (financieras, conceptuales u otras) que se requieren para apoyar la labor de los museos en México en tiempos de pandemia?

—La contingencia sanitaria ha puesto en marcha procesos creativos obligados por la necesidad de no perder a los públicos (si bien pocos en algunos casos) cautivos de las actividades y servicios museísticos ofrecidos en el país. Para el caso de Morelos, la producción y divulgación de contenidos desde plataformas digitales ha apoyado el acercamiento de un sector del público en general que ha tenido acceso a la oferta cultural y artística desde los museos, por producción o por servicios. Tal es el caso de Centro Cultural Jardín Borda en Cuernavaca.

Los museos deberán de posicionarse como activos cuya plusvalía no solo se mide en los ingresos de taquilla u otros conceptos, sino por la producción de conocimiento, diálogos y saberes populares, cuya operación debería de ponderarse entre los principales capítulos de inversión y destinos presupuestales públicos. Pero además se debe de propiciar la administración y la reglamentación de sus bienes y servicios bajo esquemas mixtos que permitan la inversión de capital privado y para que los ingresos captados sean invertidos en los mismos inmuebles generadores de capital.

—¿Qué requeriría una Ley de Museos?

—En Morelos, se encuentra muy avanzada la gestión legislativa para la aprobación de la Ley de Cultura del Estado de Morelos que visibiliza la trascendencia y el valor del  patrimonio museístico mueble e inmueble como factor de desarrollo comunitario sustentable, además de que esta dirección general propuso el impulso al coleccionismo y a la adquisición de acervos para el disfrute público.

Helena González (segunda, de izquierda a derecha) ofrece una visita guiada a la exposición Emiliano, en el Centro Cultural Jardín Borda. En la imagen contigua, otro aspecto de la muestra que se abrió hacia finales de diciembre de 2019 con 250 piezas relacionadas con la vida y la imagen del héroe revolucionario.

—¿Cómo alentar la participación social -de individuos y de empresasen el entramado del sector cultural?

—Desde octubre de 2018, en Morelos se ha puesto en marcha un nuevo modelo museístico, fundamentado en el impulso al capital humano y una metodología para la mediación cultural, así como la democratización de espacios públicos Esto favorece la apropiación de los espacios para realizar actividades bajo un espectro de disciplinas y fines, sin exclusión de ningún tipo, y ponderando la capacidad de gestión de los agentes que solicitan el uso y aprovechamiento de los museos históricos. Mediante ello se ha logrado realizar seminarios, tertulias, capacitaciones, representaciones y festividades que han incrementado la participación diversos sectores sociales.

La participación de las empresas debería de ser promovida en la Ley General de Hacienda del Estado de Morelos para que existan los mecanismos normativos pertinentes a la inversión de capital líquido o en especie, que contribuya a un estímulo fiscal para las empresas que inviertan en la infraestructura museística estatal. Actualmente la STyC se encuentra en gestión de dicha modificación en la ley citada.

—¿Qué estrategias financieras y en materia fiscal sería ideal implementar en beneficio de los museos y de sus públicos?

—1. La modificación de la Ley General de Hacienda del Estado de Morelos para permitir que los recursos generados por cuotas de recuperación y renta de espacios sean asignados al gasto corriente de los capítulos presupuestales destinados a los servicios museísticos.

  1. Impulsar los reglamentos derivados para la recepción de inversión de otras fuentes, así como la recuperación de recibos deducibles de impuestos por concepto de donación en líquido o en especie.
  2. Autorizar el pago tributario en especie para el fortalecimiento de acervos y colecciones.

—¿Han establecido con la Secretaría de Cultura federal algún tipo de comunicación, enlace, proyectos, intercambio de opiniones o crítica? Si es afirmativo, ¿Cuáles han sido las negociaciones / proyectos?

—Desde su creación en octubre de 2018, la STyC ha mantenido permanente vinculación con organismos y dependencias del gobierno federal. A través de la Secretaría de Cultura se ejerce el presupuesto de los Apoyos para las Instancias Estatales de Cultura (AIEC), así como la planeación y ejecución coordinada de programas de lectura, desarrollo infantil, desarrollo cultural comunitario y en artes escénicas. En el caso de la Dirección General de Museos hemos estado en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y su delegación en Morelos; así como de los institutos nacionales de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) y de Bellas Artes y Literatura (INBAL) con quienes se ha realizado exposiciones temporales y guiones museográficos sobre el zapatismo; investigaciones y préstamo de colecciones.

Entradas al Museo Mariano Matamoros en Jantetelco y al Museo de la Independencia: Sitio de Cuautla. El primero es un pequeño recinto a la memoria del prócer de la guerra de Independencia; el segundo es el antiguo convento de San Diego, y estación de ferrocarril que desde 1995 alberga cinco salas sobre la primera etapa de este suceso histórico encabezado por el general José María Morelos.

Diferentes voces han planteado la exigencia de suprimir, posponer o redireccionar los recursos de proyectos como el Complejo Cultural Chapultepec en CDMX hacia proyectos / comunidades / museos en crisis ante la pandemia. ¿Cuál es su opinión al respecto? 

—El Gobierno del Estado de Morelos, la STyC y la dirección general a mi cargo es respetuosa de las políticas públicas del gobierno federal, reconociendo también la competencia y facultades del ejecutivo estatal para diseñar, instrumentar y gestionar ante el gobierno federal, recursos a favor del patrimonio museístico estatal.

—¿Cómo puede participar la iniciativa privada en la reactivación de los museos en México?

—Desde la voluntad política y la capacidad de conciliación, se deberán de redefinir las estructuras jurídicas y administrativas federales, estatales y municipales para permitir la inversión de capital, la custodia, la ocupación y el usufructo mixto de los bienes inmuebles, así como la operación coordinada entre los gobiernos y la iniciativa privada para facilitar el acceso de diversos agentes en el sostenimiento de los museos existentes, así como la creación de nuevos recintos que obedezcan a las necesidades comunitarias y no a intereses unilaterales o lucimientos políticos.

—¿Cómo lo está haciendo la IP frente a los espacios que maneja la dirección a su cargo en el estado de Morelos?

—La STyC a través de la Dirección General de Museos y Exposiciones estructurará los lineamientos metodológicos para la consolidación del Patronato de Museos Históricos de Morelos, cuya instrumentación será analizada y validada ante las instancias correspondientes del gobierno del estado de Morelos, en espera de que en el 2024 sea un organismo reconocido y facultado que coadyuve en el cumplimiento de las metas establecidas en el Plan Estatal de Desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *